Parecía imposible que Thierry Mugler se superara pero lo ha hecho de nuevo  sorprendiendo a todo el público en general y a sus fans en particular.  No sólo por el perfume de ángel, ese aroma excepcional, único e inimitable, sino sobre todo por su nuevo envase y que es la verdadera joya de esta nueva edición, una pieza de coleccionismo.

La nueva versión de Ángel surge con de la idea de que una estrella estalla en el firmamento y que cobra la forma de una mujer, muy femenina, fascinante, segura de sí misma y triunfadora.

A esta nueva fragancia la casa de perfume de Thierry Mugler la ha bautizado como Gravity, una obra que desafía todas las leyes de la gravedad y cuyo diseño es espectacular.

Por supuesto el diseño del nuevo frasco iba a ser una estrella, pues es el signo de identidad de Thierry Mugler pero en esta ocasión, es aún más impresionante pues es una fuente azul de 5 puntas asimétricas de manera que al apoyarse sobre una de las aristas parece que levite.

Una creación tridimensional que ha supuesto una tarea difícil pues se ha necesitado un molde para complejo para que todas las creaciones fueran igual. Además, como la joya es este frasco, debe saber que se trata de un tarro de eco – recarga, por lo que la joya es eterna.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.