Con el 2016 ha entrado en vigor en España un nuevo complemento por maternidad en las pensiones, es decir, a partir de ahora las mujeres cuando se jubilen cobrarán un plus si han sido madres. Una cantidad que además variará en función del número de hijos que hayan tenido.

La norma prevé un incremento de un 5% en las pensiones para las mujeres que hayan tenido dos hijos, de un 10% para las que hayan tenido tres y de un 15% para las que hayan tenido cuatro o más.

Un complemento por maternidad que pretenden paliar, en cierta medida, la desigualdad salarial que sufren las mujeres frente a los hombres en el mercado laboral, y que evidentemente después se traslada también a las pensiones. Actualmente la pensión media de las mujeres en España es un 26% inferior a la de los hombres, una diferencia que también se  incrementa con la edad.

Según el gobierno central, con esta medida pretenden reconocer el esfuerzo que durante décadas han hecho las mujeres españolas por la igualdad, pues han tenido que luchar por la incorporación al mercado laboral, sin renunciar a la maternidad. Una compensación para mitigar la discriminación que muchas han sufrido en primera persona, durante años, para poder conciliar la vida laboral y familiar.

 

 

Autor: M.B..