BB Creams

Las BB Creams prometen múltiples beneficios: Hidratación, color, corrección de imperfecciones, anti arrugas  piel radiante… ¿Es cierto que cumplen todo lo que prometen o se trata de una estrategia publicitaria para elogiar un producto que, en determinados casos puede, incluso, resultar perjudicial para nuestra piel?

Las BB Creams se alzan como grandes protagonistas entre las novedades de muchas marcas de belleza, de hecho, ahora la mayoría de marcas tienen su propia BB Cream.

¿Qué son las BB Creams?

La  BB Cream fue formulada por la dermatóloga alemana Christine Schrammek, ya que ayudaba a proteger y reparar la piel de sus pacientes tras la cirugía. Posteriormente, las BB Creams triunfaron en Corea, convirtiéndose en todo un boom  gracias a  los resultados de una piel de porcelana. Este fenómeno se exportó recientemente a numerosos países. Su nombre proviene de Blemish Balm, Blemish Base,  Beauty balm or Beblesh balm y aunque se trata de cremas hidratantes con color, en muchos casos se utiliza como alternativa a una base de maquillaje.

¿Y qué dice la OCU sobre las BB Creams?

Todas hemos sucumbido al fenómeno de las BB Creams, sin embargo un informe de la OCU publicado el 24 de enero “desenmascara” nueve marcas de las BB Creams más populares (Babaria, Deliplus, Diadermine, Garnier, Kiko, Loreal, Maybelline, Skin79 y Olay) y el resultado de las pruebas que han realizado es bastante desesperanzador: No hidratan lo suficiente o, mejor dicho, no hidratan durante tantas horas como prometen y a pesar de contener factor de protección solar, de nada sirve dicha protección si no nos la aplicamos varias veces al día.  Además, no son recomendables para todo tipo de pieles, tal y como prometen, ya que por su formulación, no son aptas para pieles secas o muy secas… Y, sí, algunas huelen de maravilla, pero contienen fragancias, que pueden causar alergia.

En el análisis de la OCU, tres son las marcas que contienen parabenes o parabenos, conservantes cuya función es que el cosmético no se estropee. Algunos de estos  parabenos no son perjudiciales si se utilizan en las concentraciones permitidas por la legislación actual. Por ejemplo, el Metylparaben, etylparaben, butylparaben,  proylparaben,  isopropyl e isobutyl. Los dos últimos son los más preocupantes por sus efectos nocivos y el butylparaben y prolyparaben no son recomendables en sustancias que estén durante un largo periodo de tiempo en contacto con nuestra piel.

La conclusión de la OCU es que las BB Creams no son nada del otro mundo y que no cumplen todas las maravillas que prometen. Nuestra conclusión es que, siendo conscientes de que en la cosmética absolutamente todas las marcas exageran las virtudes de sus productos sería injusto generalizar, teniendo en cuenta que sólo se han probado nueve marcas y que muchas mujeres están contentas con las BB que utilizan. 

En el blog B a la Moda, Belén nos habla de su experiencia con distintas marcas de BB Creams y en El Sitio de Claudine, Elena también tiene experiencia con este tipo de cremas. (¡Nos encantan los blogs y pronto os ofreceremos una lista de los que consideramos los más de lo más!)

Esperaremos el informe del nuevo fenómeno: Las CC Cream, que prometen ir un paso más allá que las BB, y cuyo nombre proviene de  “Color Control cream”, con más cobertura, más corrección de imperfecciones, más luminosidad…

¿Cuál es vuestra experiencia con las BB Cream? ¿Creéis que alguna marca cumple lo que promete o que todas se basan más en el mundo ideal que promete el marketing más que en la realidad? 

 

 

Búsquedas relacionadas:

Autor: Mar RV. Content Manager, blogger y webmaster desde el año 2005, he creado, gestionado y redactado artículos en diversos blogs de distintas temáticas, compatibilizándolo con diversas áreas o especialidades del Marketing Online: Content Marketing, Social Media Marketing o Analítica Web, por citar algunos ejemplos, aunque lo cierto es que he trabajado prácticamente en casi todas las áreas del Marketing Online y en casi todo lo referente a la gestión web: Redactando, analizando, diseñando o dirigiendo el contenido.