De Lady Gaga ya nada nos sorprende. Genio y figura tiene la cantante… y mucho valor porque casi siempre la vemos subida a unos taconazos de vértigo con unos zapatos que sólo ella podría (y se atrevería) a llevar.

En esta ocasión Lady Gaga, que acudió al show X-Factor en Londres,  optó por un look digamos lady-alienígena con guantes blancos y una taza de té, un modelo que puede servirle para acudir como invitada a tomar un té con la alta sociedad londinense o bien para acudir a una de las discotecas top de Nueva York. El look lo completó con  un collar de perlas de Chanel y unas originales gafas de cristales hexagonales, con tonos azulados en uno de ellos.

Cuando todos creíamos que se iba a mostrar muy lady, nos en X-Factor apareciendo decapitada, saliendo de un mausoleo. Siempre es bueno cambiar de look mañana o noche pero este cambio tan radical, asusta bastante…