Nuestra imagen exterior refleja como un espejo nuestros hábitos de vida. La nutrición, el ejercicio físico y la respuesta del organismo ante los factores externos son agentes que condicionan nuestro aspecto. De igual modo, en el cabello el secreto de su belleza también reside en su salud.

La tendencia es cuidarse, no hay moda más clara ni definitiva. Queremos vivir más y mejor, y para ello debemos cuidar y mimar al máximo ese engranaje perfecto que es nuestro cuerpo. No es ningún secreto que una alimentación equilibrada, el ejercicio forma regular y ocho horas de sueño diarias siempre serán un regalo para nuestro organismo. En este sentido, hoy estamos más concienciados que nunca; prueba de ello es el creciente desarrollo de gimnasios, centros de relax basados en disciplinas orientales contra el estrés o los balnearios urbanos.

Emerge también un cada vez más pujante tipo de turismo que se traduce en relajantes fines de semana en contacto con la naturaleza, así como un consumo responsable de productos orgánicos para cualquier aspecto de nuestra vida: cosmética, belleza, alimentación, hogarEn definitiva, unos artículos que te cuidan por dentro, por fuera y que son ecológicamente sostenibles.

Tampoco nos podemos olvidar del fenómeno de sensibilización que se está produciendo con respecto al hábito de fumar. Sus beneficios se notan no sólo en nuestra salud, sino en nuestro aspecto exterior ya que la piel se beneficia muy rápidamente de la ausencia de sustancias nocivas del tabaco, y enseguida se ve más joven y luminosa.

Asimismo, el número de publicaciones en torno al bienestar ha aumentado considerablemente gracias a un público que demanda información para mejorar su calidad de vida y su aspecto. También hoy podemos beneficiarnos del extraordinario desarrollo de una cosmética de alta tecnología. La ciencia cada vez más está al servicio de la belleza, y eso se nota en las avanzadas fórmulas de muchos productos. De la misma forma, también hay un auge de consumo de productos de belleza de origen biológico y natural, como avanzábamos antes. Todo esto nos habla de una nueva era en la cual ser es lo mismo que parecer.

El bienestar se refleja como un espejo: un cuerpo tonificado, una piel suave al tacto, fresca e hidratada y un cabello sano, vigoroso y lleno de luminosidad son la mejor tarjeta de presentación. Y es que una piel y una cabellera bonitas simbolizan vitalidad, salud, energía y juventud, y sólo sobre la base de ese lienzo impecable podremos expresar moda, lujo o naturalidad al gusto de cada uno.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.