Según se demostró en un curioso estudio, las micro vibraciones que provoca la música mejoran un 4,8% la tasa de fecundación in vitro de los óvulos en el laboratorio. Se ha comprobado como las ondas musicales provocan micro vibraciones que dispersan los productos tóxicos(radicales libres o amonio) de los cultivos y evitan que se acumulen, tal y como pasa en el interior del vientre de la madre con los movimientos peristálticos.

Este descubrimiento va en la línea de procurar que las condiciones de los embriones en laboratorios sea óptima, y lo más similar al útero de la madre, en cuanto temperatura, oscuridad y nivel de CO2. En el estudio se analizaron 985 óvulos fecundados de 114 pacientes. Los óvulos se dividieron en dos grupos y se cultivaron en dos incubadoras( una con música y otra convencional).

La música pop la mejor para concebir

El primera grupo alcanzó una tasa de fecundación del 4,8%. Un logro importante porque en España hay un 20% de mujeres que necesitan ayuda para tener hijos, un 17% son parejas y un 3% solteras, estas cifras se entienden si tenemos en cuenta que cada vez se tienen hijos mucho más tarde y la calidad del semen es inferior. Los óvulos fueron expuestos a tres tipos de música de dos a cinco días durante 24 horas: pop(a 80 decibelios), heavy (84) y clásica (67), con una selección aleatoria.  Según una doctora, parecía que las células bailasen. Según comentan, no hay diferencia entre aplicar sistemas de vibración y utilizar música para provocar estos movimientos que mejoran la fecundación, lo que ocurre es que no se había probado con música.  Y el efecto, es también positivo.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.