Aunque nos parezca que los famosos destacan por su pulcritud, la realidad nos demuestra todo lo contrario. Hemos podido ver como muchos famosos van al gimnasio y se van sin pasar por la ducha, como no se cambian de ropa en varios días y como muchos llevan la ropa y el pelo sucio (arrgg). Y es que a pesar de posar en la alfombra roja el resto de sus días van un poco “sucios” por la calle.

Pongamos ejemplos, ni Leonardo DiCaprio ni Matthew McConaughey utilizan desodorante en su día a día, Brad Pitt tras su intensa sesión en el gimnasio prefiere lavarse con toallitas para bebés que darse una ducha, Orlando Bloom puede levar durante semanas la misma ropa y Megan Fox declaró que no tira de la cadena cuando hace sus necesidades (arrgg arrgg arrgg). Otros famosos que tampoco son muy amigos del agua y el jabón son Courtney Cox, Cameron Díaz, Robert Pattinson, Kristen Stewart y Johnny Deep, incluso Patinson declaró que estuvo hasta seis semanas sin lavarse el pelo. ¿Pero qué les pasa a los famosos que se han vuelto rebeldes?

orlando bloom

Se dice que Jennifer Aniston y Ben Affleck sufren de halitosis y que Julia Roberts le gusta dejarse los pelos largos del sobaco, ¿se los tintará también?

Adele ha confesado que no utiliza champú para lavarse el pelo y que sólo lo hace con agua.

robbert parrinson

Autor: Amparo.