Además de la verdura, los cereales y las legumbres, la dieta vegetariana incluye otra serie de elementos que comienzan a ser familiares en nuestro vocabulario. Para poder entender la carta si acudimos a un restaurante de estas características debemos conocer el significado de cada uno de los ingredientes más habituales en sus platos:

– Kéfir: significa bendición en turco. Es leche fermentada más fácil de digerir que el yogur. Su virtud principal es que regenera la flora intestinal.

-Tofu: Es un derivado de la soja rico en proteínas, calcio y vitaminas.

– Amaranto: Es un cereal originario de Centroamérica y rico en proteínas.

– Mijo: Este cereal rico en hidratos de carbono, magnesio y leticina es bueno para el páncreas y el bazo.

– Seitán: Proteína del trigo con bajo contenido en hidratos de carbono, creada en China hace cinco siglos por los monjes budistas. Su sabor es parecido al de la carne.

– Azuqui: Leguminosa oriental que previene los cálculos de riñón.

-Bulgur: Trigo duro muy popular en Turquía y Los Balcanes, que se cocina triturado para facilitar la digestión.

– Dulse: Es la verdura marina más conocida del Atlántico Norte. De color rojo púrpura, tiene una textura suave y un sabor picante.

– Miso: Pasta de soja salada y fermentada, que también puede ser de soja y arroz, o de sopa y cebada. Se suele tomar en sopa.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.