Tener un niño en casa no es una tarea fácil, sobre todo a la hora de decidir por el cuales van a ser sus gustos hasta que pueda decidir por si mismo y de eso depende la decoración infantil que pongamos.

En gran mayoría, se opta por decoraciones temáticas. Estas decoraciones suelen ser de sus ídolos de televisión, princesas o barcos.

Una buena idea para la decoración infantil es la decoración de las camas temáticas. Las hay de todo tipo y vienen en conjunto con cómodos escritorios para que el pequeño empiece su carrera creativa o con unos coquetos cajones para que guarde su ropa.

Una zona que no puede faltar en esta decoración es un rincon para que el niño juegue.  En esta zona es imprescindible una caja para que guarde sus cosas y aprenda la importancia del orden en una habitación. El color ideal para la decoración infantil es el verde. Es un color que ayuda al desarrollo y crecimiento de infante a la vez que abre su vena creativa. Es el color de la transformación.

No se deben poner baúles para que guarde los juguetes hasta que tenga una edad considerable para evitar que se aplaste los dedos sin querer.

Autor: Revista Feminity.