Ya desde hace varios años atrás, se hace como un procedimiento bastante habitual el tratamiento conocido como ICSI, el significado de estas siglas está escrito en inglés y quiere decir “Intra Cytoplasmic Sperm Injection”, hace referencia específicamente a la fecundación in vitro con microinyección intracitoplasmática.

Pero si aún no logras comprender con esto, déjame explicarte que nos referimos a una técnica en la que se procede a la inseminación de un ovulo, todo se logra a través de la microinyección de un espermatozoide, el cual debe de hacerse directamente hasta el interior del ovulo.

Todos los pasos que deben de hacerse antes y después de la inseminación, son los mismos que se realizan cuando se trata de la fecundación in vitro clásica, es decir sin ICSI, lo único que tendría una variación es la técnica usada para realizar la inseminación. Este procedimiento o tratamiento por ICSI, solamente va a necesitar de un espermatozoide por ovulo, en cambio cuando estamos hablando de la fecundación in vitro clásica, se necesitan aproximadamente entre una cantidad de 50,000 a 100,000 espermas. Ya cuando se ha logrado conseguir la fecundación del ovulo, entonces este procede a convertirse en un preembrión, luego se pasa directamente hasta el útero, y de esta manera es que puede seguir desarrollándose de manera muy fácil.

Este tipo de tratamiento ICSI viene aproximadamente desde el año de 1992 cuando se desarrolló, ayudaba sobre todo en los casos en los cuales los hombres eran estériles, o también cuando los espermas poseían algún tipo de anomalía, podemos mencionar por ejemplo la ausencia de espermatozoides, conocida como azoospermia; cuando la concentración de espermatozoides es demasiado baja, conocida como oligozoospermia; cuando los espermatozoides no tienen buena movilidad, conocida como astenozoospermia, o también cuando hay muy pocos espermatozoides que poseen la morfología adecuada, a esto se le conoce como teratozoospermia.

Desde que se desarrolló este tipo de tratamiento llamado ICSI, ha significado un verdadero avance con respecto a los tratamientos para la esterilidad, especialmente si esta proviene específicamente de origen masculino.

Ahora ya se hace uso de manera habitual de ICSI, y tiene además un porcentaje muy alto de éxito para los casos de las personas que no pueden tener hijos, sin duda es un beneficio muy grande con el cual las parejas con este tipo de problemas pueden cumplir su sueño de ser padres, el cual muchas veces se ve frustrado. El avance de la tecnología es verdaderamente increíble.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.