Según cuenta la historia fue un corredor de bolsa de Wall Street llamado Lemuel Benedict quien tras una noche de juerga solicito en el lujoso Waldorf Hotel un remedio para la resaca y ordeno que le sirvieran, una tostada con panceta huevos escalfados y salsa holandesa, así nacieron los huevos a la Benedictine, un desayuno que el chef del hotel decidió servir desde entonces y que se hizo muy popular allá por los años 40.

Ingredientes:

4 huevos
4 rebanadas pan de molde
2 lonchas jamón ingles
Salsa holandesa

Preparación:

Sacar la corteza del pan y tostarlo ligeramente. Cortar el jamón del mismo tamaño que las tostadas. Preparar la salsa holandesa. (Pinchar para ver receta)

En otra olla hervir agua con vinagre. Escalfar los huevos por 3 minutos, luego ponerlos sobre la tostada con el jamón y cubrirlos con la salsa.

Autor: Diane. Blogger desde 2006 es una apasionada de la cocina, aunque también le interesan los temas de New Age, Maternidad, Salud y Bienestar y Hogar.