Amueblar el dormitorio de los niños de manera que quede atractivo sin gastarte demasiado dinero no es una quimera. Hay un montón de soluciones para aprovechar bien el espacio y convertir el cuarto de los pequeños en, además de su lugar de descanso diario, un espacio en el que jugar o hacer los deberes. Colocar un sofá cama o una cama nido para ahorrar espacio, así como dar con los muebles de dormitorio adecuados, tanto en diseño como en precio, son algunas soluciones para el dormitorio de los niños. El gran problema de los hogares de hoy en día, la falta de espacio, puede solventarse con imaginación. Una litera o una cama nido es una práctica solución para ganar el espacio necesario para colocar, por ejemplo una mesa de estudio. O también para instalar una superficie de goma o una alfombra en la que los más pequeños jueguen sin ningún problema en el suelo durante los fríos días de invierno. Si no deseas gastarte más de lo necesario, existe un gran surtido de camas baratas en el mercado que, pese a sus bajos precios, no están reñidas con la calidad. También hay colchones de espuma, de muelles o de látex con un rango muy amplio de precios. Y para vestir las camas, nada mejor que edredones y sábanas alegres con colores llamativos, que puedes combinar con otros muebles de la habitación, como las lámparas.

Y es que la iluminación del dormitorio de los niños es muy importante. Unas buenas cortinas que filtren la luz natural durante el día son más que necesarias: además de cumplir esta función tan importante dan ambiente a la estancia. En cuanto a la iluminación artificial, es recomendable decantarse por bombillas de bajo consumo e incluso lámparas con tecnología LED, con las que la factura de la luz se verá reducida considerablemente.

Autor: Revista Feminity.