No abandones lo que te gusta, ni dejes de hacer lo que mejor sabes”, este es un discurso que todos hemos escuchado alguna vez en nuestras vidas. Un discurso que no está mal recordar y que a veces cae en el olvido aunque te haya llevado al éxito. Esto es lo que debió de pensar el órgano directivo de Gant cuando decidieron volver a una de las colecciones que la convirtieron en mito de la moda, el Yale Co – Op.

A parte de la colección Rugger, si hay una línea icónica dentro de la marca de New Haven es la Yale Co- Op. Una línea que rescataron en el 2010 del ostracismo y que desde entonces no ha dejado de ganar importancia, como hemos podido ver en su nuevo catálogo otoño-invierno.

Yale Co-Op, una línea que marcaría a una filosofía

Muchos consideran el hecho de que la sede tradicional de Gant estuviese a escasos metros de la prestigiosa universidad de Yale algo fruto de la casualidad y otros consecuencia del instinto empresarial; pero en lo que todos coinciden es que esta cercanía marcó profundamente la filosofía, el diseño y el devenir de la marca ya desde sus inicios.

Fuese por las razones que fuese, la realidad es que Gant consiguió proveer a la tienda oficial del campus toda una línea de ropa de forma exclusiva sabiendo construir, amparándose en el estilo de vida universitario, una imagen asociada a los estudiantes y su forma de entender la vida. De esta forma Gant explotó como pocos el “estilo casual” que no es otro que aparentar una estética descuidada, cuando está medida al detalle.

camisa gant

La fórmula Yale/Gant fue un rotundo éxito desde el comienzo ya que mientras el campus conseguía una estética marcada y cuidada, Gant se fue empapando de la filosofía y diseños que mezclaban lo despreocupado de la vida estudiantil con la formalidad y elegancia universitaria así como se iba acercando al público que la convertiría en una firma de renombre. El resultado fue una forma distinta de entender la moda y la internacionalización de una marca que siguió teniendo réditos durante muchos años más.

Gant mostraba unas colecciones que se basaban en la vida en el campus universitario con un marcado estilo desenfadado a la americana, con el botton down que marcaría tendencia, pero que recordaba a la elegancia clásica europea en sus cortes. Sin embargo, y sin saber como ni por qué, la marca fue olvidando esta línea de ropa homogeneizando sus catálogos y viendo difuminada su propia identidad y orígenes. Es por ello que cuando en 2010 Gant anunciaba que “regresaba a la universidad” con su colección Gant Heritage y el mundo de la moda aplaudió el giro y la correspondiente vuelta a la normalidad.

Clásicos del ayer, del hoy y del mañana

ruggers gant

Hoy, con las miras puestas en el catálogo otoño/invierno aun encontramos la línea Yale Co-Op y las influencias que esta deja en sus demás prendas tanto de hombre, como especialmente de mujer. Y es que como pasa con sus Rugger , la Yale Co-op se ha convertido en una línea ha seguir muy de cerca dentro de esta marca. Aunque es imposible comprar online desde España directamente en la tienda, Gant está muy presente en los espacios multimarcas como el Corte Inglés o los outlets online más importantes como Foxbuy donde podemos encontrar la línea “Heritage” y la vuelta a los orígenes de una marca que enamora por su diseño y se recuerda por su calidad.

 

Autor: Revista Feminity. Los artículos redactados por el equipo de Revista Feminity son aquellos que se refieren a las opciones y noticias sobre esta web, así como la edición de artículos enviados por usuarios a través de la sección COLABORA.