Con el pasar del tiempo, la tecnología ha avanzado exponencialmente de tal forma que la medicina se ha vuelto cada vez mejor siendo realmente beneficiada con la gran cantidad de aparatos que se han desarrollado gracias al avance de la ciencia y los estudios que se han realizado a medida que avanzamos como sociedad mundial, lo que ha logrado prevenir enfermedades en algunos casos o preservar la vida de alguien debido al uso de estos diversos resultados que nos han dado los avances que hemos hecho, por lo que debemos encontrarnos eternamente agradecidos con la inteligencia humana y las posibilidades con las que se cuenta para poder seguir desarrollándonos en todos los ámbitos, incluyendo en el de la medicina y salud.

Uno de estos estudios con el que contamos en la actualidad es el de la gammagrafía ósea, que ha ayudado a descubrir o descartar la presencia de enfermedades óseas en los individuos a los que se le realiza, siendo siempre exitosa por lo que es muy confiable en todos los sentidos.

¿Qué es una gammagrafía ósea?

En primer lugar, se debe saber que una gammagrafía ósea es un estudio que se realiza para poder conocer si se tiene la presencia de enfermedades en los huesos, es decir, enfermedades óseas y saber qué tanta es la gravedad con la que cuenta la misma en caso de que si se encuentre presente.

Básicamente, en una gammagrafía ósea lo que se hace es que al sujeto en cuestión se le inyecta una cantidad extremadamente pequeña de material radiactivo en las venas, de tal forma que éste viaje rápidamente hasta los huesos y los órganos, y cuando esto sucede emite radiación por lo cual se vuelve posible que una cámara rastree el cuerpo en busca de cuánto se acumula en los huesos para conocer con respecto a las enfermedades óseas o algún tumor relacionado con los huesos, o si un cáncer se ha propagado a los huesos.

Para poder realizarse la gammagrafía ósea es probable que le pidan que use una bata hospitalaria y que se quite de encima las joyas o cualquier otro objeto que pueda tener metal, y es primordial que se sigan las reglas impuestas por los especialistas que le están realizando el examen para mantener las condiciones apropiadas al momento de llevarlo a cabo y que no corra ningún riesgo.