Si tu salud no supone un motivo para que dejes de fumar durante el embarazo, mejorar la calidad de vida de tu bebé debería de ser suficiente razón. Fumar en el embarazo es tan nocivo para la madre como para el bebé y también afecta a vuestra salud si fumas antes de quedarte embaraza y después de tener al bebé. La sustancia que hace que el tabaco sea tan adictivo, la nicotina, junto con otras sustancias venenosas y el monóxido de carbono se inhalan a través del cigarrillo y pasan directamente al bebé a través del corriente sanguíneo.

¿Qué efectos puede tener fumar durante el embarazo?

  • Aumenta el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante.
  • Aumenta el riesgo de tener defectos de nacimiento.
  • Aumenta el riesgo de desarrollar problemas respiratorios (pulmonares) de tu bebé.
  • Aumentar las posibilidades de aborto involuntario y muerte fetal.
  • Aumenta el riesgo de que tu bebé nazca antes de tiempo y / o nazca con bajo peso al nacer.
  • Aumentar el ritmo cardíaco de su bebé.
  • Disminuir la cantidad de oxígeno disponible para ti y tu bebé durante su crecimiento.

Cuantos más cigarrillos fumes por día, las posibilidades de desarrollar estos y otros problemas de salud para tu bebé serán mayores. No hay un nivel que se considere “seguro” a la hora de fumar durante el embarazo. El tabaco siempre es dañino, sobre todo durante el embarazo.

fumar durante el embarazo 06

¿Qué efectos puede tener respirar el humo del tabaco?

 Los fumadores pasivos, es decir, los que no fuman pero inhalan el humo del tabaco de otros fumadores, combinan el humo que sale de un cigarrillo con el que exhalan otros fumadores, por lo que el riesgo también existe.

El humo que se quema al final de un cigarrillo o cigarro también contiene sustancias dañinas (nicotina, monóxido de carbono, alquitrán, y otros) al igual que el humo inhalado por el fumador.

Si estás expuesta durante el embarazo regularmente al humo del tabaco, tendrás una mayor probabilidad de tener un aborto involuntario, muerte fetal, embarazo ectópico, que tu bebé nazca con bajo peso y otras complicaciones del embarazo.

Los bebés y los niños expuestos al humo ambiental  también pueden desarrollar infecciones del oído y pulmonares más frecuentes, alergias y asma y están en mayor riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

fumar en el embarazo

¿Cómo puedo dejar de fumar antes o durante el embarazo?

Hay muchos programas para dejar de fumar disponibles para ayudarle. Pregunta a tu médico de cabecera qué métodos son más aconsejables para ti.

Te damos algunos consejos que pueden ayudarte a dejar de fumar:

  • No ir a lugares donde haya muchas personas fumando para evitar tener “mono” . Si acudes a un bar o restaurante intenta sentarte en su interior, ya que en las terrazas sí está permitido fumar.
  • Busca el apoyo de otras personas de tu alrededor que estén dejando de fumar o acude a grupos de terapia.
  • Mantente activa para que tu mente no se acuerde del tabaco y alivies la posible tensión y estrés que te produzca dejar de fumar los primeros días. Intenta hacer algún hobby, lee un libro, camina o haz ejercicio.
  • Si te entran ganas de fumar ten a mano caramelos, chicles, pastillas de menta o cualquier alimento que te guste y puedas masticar para evitar el impulso de fumar. Lo ideal es que sea un producto sin azúcar.
  • Intenta evitar los momentos asociados al tabaco, por ejemplo, tomar un café después de comer que antes estaba acompañado de un cigarro.
  • Evita el alcohol y la cafeína, pues ambos estimulan el deseo de fumar y pueden ser perjudiciales para la salud del bebé.
  • Esconde todos los ceniceros y mecheros que tengas en casa.
  • Intenta que otros miembros de la casa fumadores se animen a dejar de fumar contigo, si no es así, designa una única zona para fumadores.

Dejar de fumar te asegurará ganar en salud tanto para tu bebé como para ti. Tu futuro bebé es la mejor motivación que puedes tener para hacerlo.

Fumar durante el embarazo 02

Autor: Raquel.