Los dormitorios son las habitaciones más importantes de una casa, son el espacio donde descansamos y nos relajamos al final de la rutina diaria, por lo que deben proporcionarnos tranquilidad y privacidad.

El Feng Shui ha sido utilizado durante milenios, y hoy en día continúa siendo parte fundamental en la forma en que muchas personas decoran y organizan sus hogares.

Cómo lograr en el dormitorio un adecuado Feng Shui

  1. La forma de la habitación.

La habitación debe tener forma rectangular, o en su defecto, cuadrada. Es la forma del elemento Tierra, logrando equilibrar el Chi y dando mayor estabilidad.

  1. La cama.

En la decoración Feng Shui en un dormitorio, la cama es el elemento más importante. Son muchos los detalles a cuidar para garantizar un buen descanso.

En primer lugar, ésta debe tener como respaldo una pared que no tenga ni puertas ni ventanas, representan el Yin (quietud y estabilidad), mientras que las paredes con ventanas o puertas representan el Yang (movimiento y luz).

Al elegir la cama, ésta debe tener una cabecera de madera o tapizada, ellas representan firmeza, comodidad y apoyo. Asimismo, el colchón elegido debe ser de un material cómodo, donde se pueda dormir plácidamente; el mismo deberá ser nuevo, ya que se cree firmemente en que los colchones usados acumulan la energía de dueños anteriores.

De igual manera, deberá estar ubicada lo más lejos posible de las puertas, y nunca debe estar alineada a ellas. También deberá tener suficiente altura y espacio libre para que la energía fluya debajo de ella correctamente. Por último, no coloques espejos ni nada donde puedas reflejarte cerca de la cama, para evitar energías negativas.

  1. La iluminación.

Para aprovechar el Feng Shui en el dormitorio, la iluminación debe ser suave. No deberás colocar focos o lámparas sobre la cama (ni ventiladores). Lo mejor es que coloques dos lámparas a cada lado de la cama, para balancear.

  1. Las tonalidades.

Para brindar paz al dormitorio, incorporar colores pasteles como el azul, morado, verde o rosa claro es lo ideal. Asimismo, para aumentar la pasión y la energía en el Feng Shui, se puede incluir colores del elemento fuego, como el naranja, rojo, amarillo o morado.

  1. Elimina las distracciones.

Elementos como la TV, el escritorio, la estantería de libros y la computadora deben ir fuera de la habitación, pues representan distracciones que pueden evitar un descanso adecuado.