No se a vosotras cómo os sienta esto de cumplir años, pero a mi me sienta realmente mal. No me quiero yo poner muy nostálgica pero es que claro el cumplir años significa que un año más dejamos atrás y qué rápido pasa la vida… Además, es ver cómo vamos todos haciéndonos mayores…

No me valen consuelos del tipo: cada etapa tiene su encanto, lo importante es cumplir… Lo siento, no puedo evitar que una parte de mi se entristezca pensando que dejo otro año atrás que ya nunca volverá. ¡Y como os he dicho que no tengo ninguna intención de deprimiros y ya que me he desahogado, voy a contaros que yo nunca nunca, nunca, confesaré mi edad! A Dios pongo por testigo que me llevaré ese secreto a la tumba! Es que hay que ver lo insistente que es la gente con esto de saber la edad de una.

Y yo qué culpa tengo si parece que vivo anclada en los 33, digo yo????? Vamos que si sois constantes despistando con la edad , os pasará como a mi, que mi propio padre el día de mi cumpleaños me preguntó que cuántos cumplía!!!!!!!! Además como dice mi leído Antonio, no solo me quito años yo, sino que quito a mis padres, hermanos, amigos… ¡Y hasta a mis tres perros! El tiempo pasa igual para todos…

¿Qué es lo que hay que hacer para parecer una eterna treintañera ?

– Por supuesto, es una cuestión de actitud, además de genética y buenos hábitos, pero os aseguro que con una actitud jovial ante las cosas y mostrando siempre una estupenda sonrisa vamos a parecer más jóvenes sin lugar a dudas.

– Una de las zonas dónde se nota más la edad es en las manos: mantener siempre las manos hidratadas y si os empiezan a salir esas dichosas pecas y manchas propias de la edad empezad ya mismo a poneros cremas que las hay de lo más efectivas.

– Y cómo es el momento ese en el que levantas la mano y como consecuencia el brazo para saludar y notas cómo se mueve esa cara interna que ha caído????? Hay unos ejercicios que siendo constantes (qué pesada soy con la constancia verdad???) se solucionan. Pero para las más perezosas tenemos tratamientos buenísimos en Asian Class como electro estimulación, vendas frias con vela, etc…

– La papada: sí chicas sí donde antes había una barbilla bien puesta empieza a caer esa parte de la cara llamada papada que es que ya solo el nombre dan ganas de llorar! No alarmarse! Veniros a Asian que también la haremos desaparecer en unas cuantas sesiones de tratamiento facial insistiendo en ese doble mentón.

Hay un tratamiento reafirmante de Maria Galland que combinándolo con aparatología (Futurologie) hace verdaderos milagros, disolviendo la grasa acumulada y reafirmando y definiendo el óvalo facial.

-Las llamadas arrugas de expresión: y cómo se consuela la gente diciendo “yo es que me rio mucho”… Sí sí, y mi sobrina con 4 años se muere de la risa y no tiene esas arrugas. Hay que empezar desde los 25 a usar contorno de ojos, que está muy bien tener arruguitas de expresión no patas de gallo en toda regla!

– El rictus: ¡Que palabra tan horrorosa! Os lo hará desaparecer como por arte de magia mi querido Doctor Lajo en un santiamén, con métodos naturales y sin ningún dolor. Rejuveneceréis 5 años en un momentito, sin que nadie os note absolutamente nada y se os quitará ese gesto de mal humor permanente.

– Es estupendol tener buen color y como ya os he dicho en multitud de ocasiones soy una adicta al sol. Me da energía, no lo puedo evitar, pero por favor, poneros siempre protección. En Asian Class tenemos unas cremas francesas maravillosas con filtros naturales que te broncearan sin quemarte y sin manchas. No os paséis con el moreno. El estar renegrida envejece. De verdad, ¡hacedme caso!

Y vosotras, ¿qué hacéis para sentiros siempre jóvenes?

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.