Cuando decoramos una estancia, uno de los elementos a los que no solemos prestar mucha atención son las cortinas. Craso error, ya que se trata de una herramienta fundamental para dar personalidad a un espacio, además de protegernos del sol y proporcionarnos una cálida barrera contra las miradas indiscretas.

Tanto si escogemos cortinas, como estores, paneles japoneses o estores screen debemos tener en cuenta una serie de consejos y recomendaciones para que este elemento nos ayude a conseguir una estancia a la medida de nuestros gustos y necesidades:

-. ¿Colores vivos o neutros?: la elección dependerá del estilo que queramos darle a nuestra estancia. Las cortinas de colores vivos, por ejemplo, nos ayudarán a dar un toque cromático a la habitación y, si las combinamos con otros elementos, como el sofá o los cojines, obtendremos un conjunto harmónico y equilibrado. Si optamos por los colores neutros, como el blanco o el gris claro, conseguiremos que pase más luz y que las cortinas se integren en el conjunto de la estancia sin llamar mucho la atención.

-.¿Cortinas o estores?: ambas opciones pueden resultarnos interesantes. Las cortinas suelen aportar un punto más clásico a la habitación y los estores añaden un plus de sofisticación y modernidad. En ambos casos, podemos decantarnos por la confección a medida, lo que nos garantizará un acabado perfecto. Si optamos por los estores, debemos tener en cuenta que actualmente existen webs que proporcionan un amplio surtido, con materiales de gran calidad, fabricación europea y múltiples posibilidades de colores y transparencias y que la gama de precios es muy similar a la de las cortinas.  Otras opciones son las cortinas verticales (que hace unos años se reservaban para las oficinas pero que cada vez más toman protagonismo en la decoración de los hogares), los paneles japoneses (fáciles de combinar con cualquier ambiente) y las cortinas plisadas, pensadas para ocupar poco espacio una vez plegadas.

-. ¿Puedo montarlo en casa?: a menudo se tiende a pensar que los estores, a diferencia de las cortinas de toda la vida, resultan más caros y su montaje e instalación más complicado, por lo que es necesario recurrir a un profesional. Sin embargo, no es cierto. Actualmente, existen kits que, con unas pocas piezas, nos permiten poner en casa estores de diferentes tamaños y formas. Lo mismo pasa con otros tipos de cortinas, como los paneles japoneses o las cortinas plisadas, además, claro está, de las cortinas convencionales.

Autor: Revista Feminity.