A partir de los 3 años de edad los niños empiezan a experimentar cada vez más con los juguetes mientras se multiplica su necesidad de resolver problemas desde perspectivas muy diferentes. Por ello y indicado para niños de entre 3 y 7 años Fisher-Price convierte uno de sus juguetes en puro aprendizaje con Codi-oruga, un juguete único pues incita a los niños a experimentar mientras juegan, ayudándolos a desarrollar la capacidad de resolución de problemas, la planificación, la secuenciación y el pensamiento crítico.

Se trata de un juguete cuyas posibilidades de aprendizaje son prácticamente infinitas ya que Los niños pueden desarrollar un sinfín de combinaciones, mezclando las piezas de la oruga y montándolas de formas diferentes para que la Codi-oruga recorra distintos caminos. Cada vez que el niño monta los segmentos de la Codi-oruga de una forma diferente, esta recorre una trayectoria distinta.