El estilo nórdico es uno de los estilos que más éxito ha tenido en los últimos años, y es que con la llegada de Ikea y sus muebles,se ha hecho imposible resistirse a esta nueva forma de vida. El estilo nórdico se caracteriza por varios aspectos que no podemos encontrar en otros estilos, como el hecho de no tener un comedor o una mesa para que los habitantes de la casa se sienten a comer. Lo que si suelen tener es una mesa en el salón.  La idea del estilo nórdico es integrar todos los espacios de la casa, intentando conseguir sólo uno o al menos espacios mucho más unificados; la idea era alejarse del estilo Europeo que predominaba en el momento, que eran espacio muy bien diferenciados uno de otro, incluso con estancias en diferentes colores.

¿Cómo podemos conseguir una decoración nórdica en casa? Sin la necesidad de cambiar muchas cosas, te vamos a enseñar como siguiendo unos pasos básicos, puedes conseguir en tu casa una decoración nórdica sin problemas.

Los colores que potencian la luz, son los adecuados para este estilo. Los tonos bancos o pastel, incluso se puede optar por un naranja o rojo pero muy tenue. Los más adecuado para el suelo, son suelos de madera de pino. Se pueden dejar en un acabado natural  o en blanco.

Los muebles también deben ser de madera, con los cajones colocados lo más bajo que se pueda. La mejor madera es la de haya y la de roble. En la decoración nórdica, lo principal a tener en cuenta para NO hacer nunca son los adornos. Jamás se deben poner demasiados, y en esto, este tipo de decoración nos recuerda a la minimalista.  En este caso, menos es más, y sobre todo, cada cosa en su sitio.

En este estilo, hay que decirle adiós a las telas gruesas. Nada de cortinas pesadas, ni colchas enormemente gruesas, ni nada por el estilo. Si tenemos la oportunidad de usar calefacción casa, pocas sábanas en la cama y si queremos intimidad, cortinas oscuras, pero siempre lo más finas que se pueda. En caso de querer la habitación un toque más oscuro, se pueden poner varias capas finas de cortinas. Las alfombras, si se quieren poner, deben ser de lana, además de dar calidez, dan un aspecto muy elegante. Los tonos deben ser de marrón al rojo.

Pocos cuadros  y que además sean elegantes, nada de espacios recargados y sobre todo, ¡orden!.

Autor: Revista Feminity.