¿Te estás planteando decorar tu casa al estilo japonés? Pues prepárate para que tu hogar destile paz, calma, y armonía. Tu casa acabará convertida en un espacio de relax.

Aspectos básicos del estilo japonés

El zen es la base de este estilo decorativo, debemos buscar espacios elegantes y llenos de paz en los que exista un equilibrio energético en todos los aspectos. El minimalismo es otro de los pilares, lo que se busca es que sólo haya lo necesario. Por eso, elegiremos los muebles justos, accesorios pocos, y las paredes estarán despejadas, amplias zonas de paso, orden absoluto, etc. Para crear un interior de estilo japonés, debes basarte en la sobriedad, la sencillez y la naturalidad. Se prioriza la vida sencilla y ordenada, el estilo de todos los elementos será simple y de líneas depuradas.

Los materiales en el estilo japonés son los que se inspiran en la naturaleza: la madera, el bambú, el algodón, el lino o el papel de arroz, entre los principales. Para los colores, elegiremos  tonos neutros como el blanco, el beige o el marrón claro, con toques de color que rompan la monotonía como el rojo, verde o el azul. Los muebles serán de materiales naturales, y sobre todo de corte bajo.

Los japoneses pasan mucho tiempo en el suelo, así que deberás vestirlo. Los suelos de madera son la mejor opción, pero también podrías decantarte por alfombras. No olvides poner cojines y futones son básicos en este tipo de estilo. Si deseas poner elementos decorativos puedes optar por ikebanas, velas, faroles de papel de arroz, fuentes de agua… Todo de aspecto muy etéreo y natural. Con estos sencillos consejitos, podrás darle un toque zen y armónico a tu hogar.

Búsquedas relacionadas: