Llega un momento en la vida de todo niño en que los estudios comienzan a ser algo más complicados y requieren de un espacio en su habitación que no esté ocupado por juguetes y libros con los que divertirse sino que tenga libros e incluso un ordenador para poder realizar las tareas que le manden día a día en el colegio. Normalmente la edad en que necesitan empezar a hacer deberes son los seis años aunque depende mucho de los profesores y también del propio colegio para que les manden o no hacer deberes o incluso que les pongan exámenes. Sin embargo nunca está de más empezar a ver un poco los escritorios y los tipos de modelos que vas a encontrar dentro de las distintas mesas de escritorio que hay para los estudiantes.

Un escritorio ha de tener una mesa bastante amplia para que albergue varios libros e incluso la pantalla de un ordenador, un bazar movible para colocar por ejemplo el teclado del ordenador y varios cajones así como estanterías para colocar la base del ordenador y, en los cajones, guardar todo lo necesario para realizar las tareas como podríamos decir que sería el material de oficina sólo que en este caso sería materia del colegio.

Existen muchos lugares donde poder comprar escritorios pero si quieres uno que resulte barato sin complicarse demasiado en el diseño podríamos recomendar que los escritorios Ikea juveniles, escritorios que van desde los colores más serios o sobrios a aquellos colores llamativos o incluso la combinación de colores que pueden gustar mucho a los niños más pequeños como una iniciación a escritorios algo más apagados en color para los mayores. No podemos decirte el precio que puedes encontrar ya que hay muchísimos modelos donde elegir pero intenta siempre elegir un modelo que vaya con la habitación donde lo vayas a poner y también con el propio carácter de la persona. Ya habrá tiempo para cambiar conforme el niño o niña vaya creciendo.

Autor: Revista Feminity.