Hablar de enfermedades es algo común hoy en día, puesto que debido a los múltiples cambios que se han venido generando con el paso del tiempo se ha caído en un proceso de alteración que hace posible la presencia de diversas situaciones de complicación en la salud. Ahora bien, una de las enfermedades que está dando mucho de qué hablar es la escarlatina, la cual consiste en una infección estreptocócica del grupo A, debes saber que los pequeños dicen sentir molestias en su garganta como dolor y sarpullido, el cual puede ser identificado por un experto en salud.

Como se contagia de la escarlatina

Se trata de una infección que puede ser tratada con una serie de antibióticos, con el fin de proteger a las personas de otras enfermedades que se pueden producir a largo plazo. Debes saber que se presentan fiebres altas por lo que se les conoce como fiebre escarlata. Se trata de una enfermedad de poca afectación, es decir, la población que se convierte en víctima de la misma es un porcentaje reducido, pero debes saber que es algo muy leve y no tarda mucho tiempo pero si debe dársele la atención que merece.

La escarlatina se detecta con la ayuda de un experto en salud, muchas veces se presenta y no se le da la importancia debida por lo que puede contraer otras enfermedades a futuro o largo plazo. Debes saber que muchas personas suelen trabajar la fiebre de manera casera y no ponen atención a la raíz del problema, y cuando se trata de la escarlatina no es la excepción puesto que no hay síntomas que alarmen a quienes la sufren o a los que se encuentran en su entorno.

Quienes sufren de escarlatina

Cualquier persona está propensa a sufrir de escarlatina; sin embargo, con base en los registros son los niños entre 5 y 12 años los que se ven afectados en mayor cantidad. No hay duda que se encuentran en una etapa de crecimiento pero también, donde las defensas se encuentran un tanto vulnerables y por ende, se convierten en víctimas potenciales para la escarlatina. Y es que los síntomas no se dan en abundancia y tampoco son de gran alarma como se mencionó anteriormente, puesto que solamente se presentan 3 básicos: la fiebre, dolor de garganta y un sarpullido similar al papel de lija, pero un tanto rojizo, siendo lo único que puede ser un tanto llamativo.

Forma de contraer escarlatina

La escarlatina es una bacteria del grupo A que se encuentra en la nariz y la boca, es por ello que se puede contraer mediante el contacto con pequeñas partículas que provienen de la tos de quien la padece, así como por los estornudos. Debes saber que si te tocas la boca, la nariz o los ojos luego de haber tocado a alguien infectado puedes contraerla y enfermarte a la brevedad posible. De manera que requiere que tengas algunos cuidados como el lavado de manos constantemente.

Si eres una persona que sufre de escarlatina debes taparte la boca cada vez que quieras toser, así como evitar el contacto con otras personas mediante la saliva misma. Cabe mencionar que otros de los síntomas de la escarlatina como tal es un recubrimiento blanquecino en la lengua o en l parte trasera de la garganta, además de dolor de cabeza, nauseas y vómitos, el dolor abdominal también se puede hacer presente así como en el cuerpo. Es parte de lo que se sufre cuando hay presencia de la escarlatina en el cuerpo, algo común pero que debe tratarse adecuadamente.

Además, si está embarazada te recomendamos leer este artículo relacionado sobre escarlatina y embarazo.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.