¿Qué es la toxoplasmosis y por qué es tan importante?

La toxoplasmosis es una enfermedad provocada por un protozoo, pero no nos alarmemos. Es muy común, la mayoría de nosotros la tenemos sin sufrir ningún síntoma. Este protozoo se transmite principalmente a través de animales, sobre todo por gatos y animales de granja. Pero, como dije anteriormente, suele ser asintomática o pasar desapercibida como una gripe común.

¿Por qué es tan importante entonces la toxoplasmosis en el embarazo?

Como ya dije, la mayoría de nosotros ya la tuvimos y no nos dimos ni cuenta. Pero si no la has padecido antes y la contraes durante el embarazo, puede resultar muy peligroso. Por ello, en el primer análisis de sangre que te hagan verán si ya has pasado la toxoplasmosis o no. Si ya la pasaste, no hay ningún problema. Pero si aún no la has tenido, tienes que tener mucho cuidado de no contagiarte durante el embarazo, sobre todo en el primer trimestre.

Ciclo de la toxoplasmosis

El problema radica cuando, si no la has padecido antes, la contraes durante el embarazo. El protozoo es capaz de atravesar la placenta y contagiar al feto, donde sí que puede producir graves problemas. Algunas de las cosas que puede causar son lesión ocular y cerebral, problemas auditivos e, incluso, la pérdida del bebé.

¿Cómo evitar contraer la toxoplasmosis?

Si tenéis un gato en casa, no os preocupéis, no es necesario deshacerse de él, ni mucho menos. Basta con que la embarazada no toque las heces del animal, y si lo hace que sea con guantes y lavándose bien las manos.

Existen otras vías de contagio con la que sí que tenemos que tener más cuidado como comer carne poco hecha, fiambres, etc. Si queréis saber más sobre el tema, qué podéis comer y que no sólo tenéis que pinchar aquí:

Que podemos comer y qué no durante el embarazo

 

Gleda Ino