RAID-Toulouse

 

Un importante operativo policial, en el que se incluyen los miembros de la RAID, la policía de élite francesa, mantienen acorralado desde la madrugada al presunto autor de los asesinatos de Toulouse. No se trata de ningún miembro de organizaciones neonazis, como se pensó en un primer momento, sino de un joven de 24 años de origen argelino llamado Mohamed Merah.

Merah dice formar parte de un grupo islamista llamado Forsane Alizza que, recientemente, fue disuelto por el ministro de interior francés, Claude Guéant, quién afirma que están “seguros” de que Merah es el responsable de los siete asesinatos. Guéant también ha difundido más datos: El sospechoso es natural de Toulouse, de madre argelina y en el pasado viajó a   Pakistán y Afganistán. El ministro de interior francés asegura que Merah:  “Tenía lazos con grupos salafistas y yihadistas”.

La operación policial se inició poco después de las tres de la madrugada. El hombre, de 24 años, fue rodeado por la policía y se produjeron tiroteos, resultando herido uno de los agentes. Después se inició una fase de negociación, ya que el sospechoso se ha atrincherado en una pequeña casa  de Toulouse y está fuertemente armado.

La policía gala ya tenía fichado a Merah y le incluyeron en la lista de sospechosos. El diario “Le Monde” publica que el presunto asesino era conocido por la policía de Toulouse, ya que de joven fue un delincuente de poca monta que después se convirtió al salafismo y visitó Afganistán y Pakistán. En Kandahar fue detenido por la policía afgana, que envió información a la policía francesa.

Tanto el minitro de interior como el fiscal de París, siguen atetamente los acontecimientos, informando en todo momento al presidente, Nicolas Sarkozy.

La policía logró dar con el paradero del sospechoso a través de la dirección IP del ordenador de su hermano. Desde dicho ordenador, el sospechoso se puso en contacto con el propietario de la moto que utilizó para huir de los lugares donde cometió los asesinatos. Curiosamente, el propietario de dicha moto fue el primer militar asesinado.

Mohamed Merah deja tras de sí un reguero de sangre. Despistó a la opinión pública al matar a miembros del ejército francés de origen magrebí y antillano, pertenecientes a los regimientos 11 y 17 del cuerpo de paracaidistas, que intervinieron en Afganistán. Después, a sangre fría, asesinó a tres niños y un adulto en una escuela judía.

En un principio se pensaba que el asesino podría pertenecer a alguna organización neonazi pero Merah, según declaraciones del mencionado ministro Guéant “no se fijó en el origen étnico sino que simplemente quería atacar al Ejército francés” por su intervención en la guerra de Afganistán. Reepecto a los niños judíos y el profesor asesinados, su objetivo era “vengar a los niños palestinos”.

 

Venganza, odio…. Esperemos que el individuo pague por los crímenes cometidos sin beneficios penitenciarios ni trato especial por considerarse de un grupo terrorista. A ser posible, que quede encerrado durante el resto de su miserable vida.

 

Fuentes: 20minutos.es, internacionalelpais.com, nytimes.com 

Imagen: New York Times nytimes.com

Autor: Diane. Blogger desde 2006 es una apasionada de la cocina, aunque también le interesan los temas de New Age, Maternidad, Salud y Bienestar y Hogar.