El mundo de los seguros resulta un tanto hostil para la gente corriente. Esto es debido a la burocracia que conllevan las contrataciones de pólizas y el protocolario -y no siempre correcto- uso de terminología legal. Nos cuesta entender lo que nos están contando y a menudo este factor dificulta la elección de la póliza de seguros para nuestro hogar.

Una buena solución en estos casos es utilizar una comparativa de seguros de hogar. Estas herramientas pueden encontrarse con bastante facilidad en la web y son gratuitas y accesibles a todo el mundo. En primer lugar, el instrumento te pedirá rellenar una serie de datos para conocer en qué tipo de seguros puedes estar interesado: datos sobre tu hogar, datos sociodemográficos… Este análisis permite también a la herramienta calcular con bastante exactitud el precio a partir del cual podrías obtener tu seguro en las diferentes compañías que se cotizan en ese momento en el mercado. El precio puede ser un determinante a la hora de tomar una decisión si te mueves en el rango de los seguros de hogar baratos.

Pero no bases completamente tu elección en el coste del seguro. De ser así, puedes estar minusvalorando la calidad del servicio ofrecido, y verte en una situación comprometida en un futuro. Antes de escoger un seguro, comenta con tus familiares y amigos tus mejores opciones, e intenta encontrar a alguien que haya tenido alguna experiencia con la misma compañía o póliza de seguros que tú. Si te resulta imposible, siempre puedes acudir a Internet en busca de información, hay una amplia variedad de foros y en las redes sociales la gente expresa a menudo su opinión.

Autor: Revista Feminity.