obesidad infantil

Si tus hijos duermen cinco o incluso menos de cinco horas al día has de saber que el riesgo de convertirse en una persona obesa en el futuro o incluso padecer obesidad infantil, se duplica, ya que la falta de sueño provoca un aumento de las hormonas que incitan al apetito, dirigido principalmente a los alimentos menos sanos.

Así lo han confirmado La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) y la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), que celebran este miércoles el “Día Nacional de la Persona Obesa”, bajo el lema “La obesidad nunca duerme”.

Para prevenir el desarrollo de la obesidad en un futuro el doctor Javier Salvador, presidente de la SEEN afirma que en la última década se ha demostrado la correlación entre dormir pocas horas y un mayor riesgo de obesidad y aconseja lo siguiente: “Para prevenir el desarrollo de obesidad en nuestra sociedad, así como para intentar que las personas obesas pierdan peso, junto a los obligados cambios del estilo de vida (alimentación y ejercicio), es necesario dormir al menos siete u ocho horas diarias”.

Por otra parte el profesor Felipe Casanueva, presidente de SEEDO, ha profundizado en las evidencias científicas que demuestran que la obesidad infantil se debe a que los niños obesos duermen menos que los niños con peso normal. Al parecer, la falta de sueño provoca un aumento de las hormonas que incitan al apetito y según Casanueva “A la ingesta precisamente de alimentos ricos en grasa y azúcares”.  También incide en que es necesario dormir al menos ocho horas diarias para mantener un peso adecuado.

Procura por tanto que tus hijos duerman las horas necesarias, que realicen ejercicio y que ante el aumento de apetito opten por alimentos sanos.  El gran problema que tenemos muchas madres es  conseguir que nuestros hijos coman sano, ya que prefieren los alimentos menos adecuados (bollería, chuches, comida rápida).  Si es necesario, consulta con un experto en nutrición o incluso con un psicólogo infantil, que te puede dar consejos o trucos para “convencer” a tus hijos de que los alimentos sanos no son sólo necesarios, sino también apetitosos, aunque de vez en cuando también se les premie con los alimentos que más les gustan.

Fuente: Europa Press

 

Autor: Sarah. Periodista y escritora, madre y trabajadora a tiempo completo, mi pasión es escribir sobre diversos temas. He colaborado en varias publicaciones online y, en cuanto a los blogs, me gusta escribir sobre aquellas temáticas que reflejan mis intereses: Ocio, espectáculos, estilo de vida, celebrities...