Quieras o no el diseño nórdico está de moda en este 2016 y es uno de los diseños que empieza a atraer mucho a todos los hogares.

El diseño nórdico se caracteriza por ofrecer piezas o decoraciones en las habitaciones y en los hogares en general, funcionales y frescas. No busca el hecho de decorar con algo que realmente no tiene ningún uso en un hogar sino que busca algo que realmente se use  y que no sea algo elegante o algo que no sea práctico o que  no nos identifique con ese objeto.

Por si quieres saberlo, el diseño nórdico, también llamado diseño escandinavo, comenzó a utilizarse incluso antes de 1954 pero no fue hasta esa fecha que se le llamó o mejor dicho comenzó a acuñarse esa denominación para este tipo de diseño.

Actualmente el diseño nórdico se encarga de crear entornos y diseños que sean alegres y cómodos de utilizar y de tener un por qué en ese lugar. Busca el que se esté bien estando en casa, que te sientas satisfecho en lugar de estar en la calle.

Características del diseño nórdico

Entre las características del diseño nórdico podemos citar las siguientes:

–        Estilo minimalista. No busca el hecho de decorar con cuantos más muebles mejor sino que sólo tiene aquellos que realmente tienen un papel en esa habitación.

–        Se busca aprovechar todos los espacios.

–        Paredes blancas y cuadros coloristas.

–        Muebles blancos pero textiles de colores que sean los que realmente destaquen.

–        Líneas rectas.

Autor: Revista Feminity.