Los jarrones son una de las piezas más usadas para decorar en el hogar, sus diferentes formas, tamaños y motivos nos permiten usarlos en diferentes ambientes de nuestra casa.

Origen de los jarrones

Los jarrones son tan antiguos como la humanidad, ya desde la época del Imperio Egipcio se usaban para decorar la sala, alcoba y balcones de los faraones. En estos por lo general se introducen hermosas flores, pero también se pueden estar vacíos, sobre todo cuando el jarrón es de infinito valor.

Si deseas decorar tu hogar con jarrones, debes tener en cuenta el tipo de éstos que deseas para tu linda casa. Además es importante definir cuál es el uso que le darás, y así sabrás que jarrón comprarás.

Diseños y estilos

Una de las opciones que puedes tener en cuenta a la hora de comprarlo, es el darle elegancia y estilo a tu salón. Para ello los jarrones altos y estrechos son los indicados. No debes poner flores en ellos, solo algunas ramas de bambú o de cualquier otra planta lo harán lucir sensacional.

Por otro lado, puedes usar tu jarrón para darle armonía al hogar. Uno de color blanco sería magnífico para ello, en cerámica o vidrio, con algunas ramitas te harán sentir a gusto con el espacio en donde lo pongas.

Jarron

kaboompics / Pixabay

En el caso de los jarrones de madera, cristal, cerámica las esquinas de los comedores son las ideales. Éstos quedarán muy bien ubicados en aquellos espacios, por belleza harán que tu living comedor se vea sofisticado.

Jarrones de cristal

Y para las habitaciones, no hay nada mejor que los jarrones de cristal. Gracias a ellos podrás ver la pureza del cielo reflejado en su interior. Pero si eres de las que prefieres jarrones clásicos, te recomiendo los de porcelana china y claro está los jarrones egipcios, fenicios, sur africanos y los hechos por aborígenes americanos.

Ya sabes solo necesitas elegir cómo lo quieres, en dónde lo ubicarás y podrás obtener miles de jarrones para decorar tu hogar.