Algo que se ha vuelto tendencia, sobre todo de cara al verano es la decoración con cojines. Este tipo de decoración es perfecta porque además de ser una decoración muy cómoda, es muy fácil.

Este tipo de decoración, se usa colocando cojines en las zonas de los sofás y las camas,  e incluso en las sillas a modo de decoración y pueden hacer que el ambiente de una zona cambie por completo.

Crear una decoración en tu casa por medio de los cojines, hace que no solamente tengas que fijarte en la decoración, sino también en el color de las cosas que están alrededor para conseguir que todo encaje y sea armónico.

Debes tener todo acorde, es decir, no puedes colocar un sofá muy grande con cojines minúsculos, al igual que no puedes colocar cojines que sobresalgan en sillones muy pequeños, porque en ambos casos, además de antiestético queda mal.

Todo combinado

Para que todo quede perfectamente acorde con el lugar, debes tener también las cortinas y las alfombras del mismo color y si puedes, la tapicería de las sillas.  De otra manera, el salón quedaría muy descompensado y nada combinará.

Este tipo de decoración es muy buena porque los cojines son tan versátiles que se pueden usar en cualquier lugar de la casa, lo que nos permite poder colocar cojines en diferentes zonas, incluso en el baño.

Decoración vintage y étnica

Estamos seguros de que te ha encantado este tipo de decoración, así que te vamos a recomendar estas dos decoraciones con las que puedes conseguir estar dentro de la tendencia de este año.

Para el estilo étnico, busca cojines con formas geométricas y para los vintage o retro puedes usar cojines con grandes estampados y colores como el rojo o amarillo mostaza.