El árbol de Navidad es una de las decoraciones típicas que se utiliza en muchos hogares y se ha llegado a erigir como el símbolo de la Navidad. De hecho, si preguntas a un niño pequeño que es lo más característico de la Navidad te dirá que el árbol de Navidad aparte de papá Noel, los Reyes magos, y los regalos. La decoración de árboles navideños no es nada complicada y tiene la ventaja de que cada uno puede personalizar su árbol de Navidad según su propio gusto ya que nadie puede decirte si le falta o le sobra algo.

Origen

Antiguamente si se decía que existían algunos símbolos imprescindibles a la hora de decorar el árbol de Navidad pero hoy eso ya se ha perdido. Existen muchas formas de decorar el árbol navideño; una de ellas puede ser sólo con guirnaldas y con las llamadas lágrimas que suelen ser en dorado y plateado y hacen que las guirnaldas destaquen. En este caso pueden ir con o sin luces.

Las bolas navideñas

Otro tipo de decoración puede ser sólo con bolas navideñas usando bolas de un mismo tamaño aunque de colores diferentes. También puedes utilizar bolas más pequeñas en la parte de arriba y más grandes conforme vas bajando pero eso sólo convendría cuando el árbol de Navidad fuera bastante grande. Lo que nunca debes olvidar en ningún árbol de Navidad, sea la decoración que sea, es la estrella que puede ser de cualquier forma para colocarla siempre en lo alto para que realmente sea considerado un árbol de Navidad.

Si no te gusta tu diseño siempre puedes estar pensando en el diseño del año próximo pero una de las ventajas que tienen los árboles de Navidad es el hecho de poder decorarlos cada año de una manera diferente.

Búsquedas relacionadas: