Hoy al escuchar a mi pequeña sobrina hablar que cuando sea grande quiere tener una súper mansión con mascotas de todo tipo, recordé de mis sueños cuando estaba en secundaria hace ya bastante tiempo, y a pesar de eso , no han cambiado mucho, más o menos a los 15 años, recuerdo que era una chibola centrada sabía lo que quería pero no era consciente de lo difícil que era, bueno nadie en esa edad lo es, tanto que a mis 26 años  sigo luchando por ese sueño , el de los 15.

A los 15 tenía una vida planeada según yo,  pensé que sería mas fácil, yo decía a tal edad tendré esto, estaré estudiando tal cosa, viajando etc, y como que a esa edad tienes una especie de ídolo ,se podría decir, el cual miraba y pensaba quiero ser así igual, aunque a veces nuestro ídolo pertenezca a otro mundo pero igual allí estamos soñando querer ser así a los 15 y empiezas a volar,  recuerdo haber imaginado que para la edad que tengo ahora ya habría logrado muchas cosas, cambiado mucho pero en realidad no es así, es que nunca se tiene un manual de cómo hacerlo o saber si se lograra lo que uno sueña, lo único que sé es que aun sigo luchando por los sueños que tenia a la edad de 15, a mis 26 años pero ahora ya sin el especie de ídolo que me cree a los 15 ahora lo hago por una necesidad de querer hacerlo o quizá la necesidad de demostrarme a mi misma si puedo,  no lo sé, simplemente es algo fuerte y extenso de explicar que no lo hare por ahora.

hace poco me encontré con una amiga de colegio y recuerdo que ella quería estudiar gastronomía , viajar , tener su propio restaurante, ese era su sueño, era quizá más fuerte que el mío porque ella sacrificó muchas cosas para estudiar esa carrera, la cual me dijo que termino pero con 6 meses de gestación, y como no tenía a alguien para que la ayude a cuidar a su bebe ni tampoco los medios como para contratar a alguien que  la cuide, no pudo ejercer su profesión, pensó más adelante luego vino el segundo bebe y ahora solo se encarga de sus hijas, eso me dio mucha pena la verdad, yo no sacrificaría nada no viviría feliz si algo así me pasara, ella me dijo que las cosas cambian ahora, solo le preocupa que sus hijas estén bien y como que no le afecta el hecho de que no pudo cumplir sus sueños, que es feliz criando a sus pequeñas y enseñándoles a hacer postres, me enseño fotos de sus bebes, no lo podía creer yo si me aferro a mis sueños, no entiendo, es que quizá el hecho de ser madre hizo olvidar lo que quería, o quizá vio que el sueño que tenia no era en realidad lo que quería, y encontró otro sueño que es mucho mayor como el de ser mamá, o es posible cambiar de sueño aunque hayas sacrificado y esforzado para cumplir Uno Por que de pronto ya no da, o yo soy el problema y no mi amiga que me aferro a algo que es muy complicado para mí por el simple hecho que fue mi sueño y demostrarle a la chiquilla de 15 años que si se pudo. No se .

He visto muchas personas tratando de cumplir sus objetivos de la secundaria y lo logran, pero hay varias también que no, entiendo que a los 15 no tienes bien definido nada pero he visto gente ya adulta sin objetivos creo q eso es peor.

A veces me pongo a pensar si hubiera elegido otro sueño quizá ya hubiera logrado más cosas eso nunca lo sabré simplemente me mostraron un camino por la cual personas ya habían pasado, me gusto el final y punto, me quede en el camino me atrae el reto, me gusta esto pero nunca sabré si existe una felicidad o placer mayor en otro sueño ya que solo conozco este y decidí quedarme aquí.

Autora: Cinthya Milagros 

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.