Queridas amigas y amigos, esta semana voy a hablaros de los beneficios de una correcta exfoliación en verano, ” Cuídate por dentro y por fuera” Con las prendas de la temporada de verano, nuestro cuerpo se luce durante más tiempo y está más en contacto con los agentes naturales externos. Por eso es importante preparar la piel para que esté nutrida y suave.

Preparativos

Antes que nada, es importante tener muy en cuenta que no sólo debemos cuidarnos por fuera, también hay que cuidarse muy bien por dentro. ¿Cómo hacerlo? Por un lado y muy importante, con una buena alimentación sana y equilibrada, rica en vitaminas. Recordad, somos lo que comemos. Gracias a una dieta saludable, conseguimos una piel hidratada. Ingiriendo de litro y medio a dos litros de agua diarios. De esta forma, evitamos la retención de líquidos y toxinas. Por otro lado, con deporte para tonificar nuestros músculos. Ahora con el buen tiempo es ideal practicar la natación, jogging o bicicleta. También otra opción muy recomendable es el pilates.

Sabemos que con una buena alimentación mantendremos un peso adecuado para nuestra constitución. Con deporte, tonificamos nuestros músculos y eliminamos toxinas, pero la piel necesita de nuestro mimo para que esté completamente hidratada, para evitar esas roturas de piel tan molestas y antiestéticas (estrías). Los problemas de la celulitis y la flacidez se solucionan con tratamientos específicos. Os recomiendo que acudáis a vuestra esteticista de cuidados del cuerpo confianza, que seguro que os diagnostica y os asesora en dependiendo de vuestras necesidades un tratamiento adecuado para cada una de vosotras. Desde nuestra área de estética, queremos daros unos consejos para que desde casa o vuestro destino de vacaciones podáis preparar y cuidar la piel para luciros más espléndidas este verano.

Limpieza

En primer lugar, hay que limpiar la piel con un limpiador corporal o un jabón neutro que no dañe el PH de la piel. A continuación, aplicamos un peeling. A mí me encantan los exfoliantes de sales marinas. Estas sales contienen muchos minerales, que como sabéis, aportan los beneficios del mar y energía celular. Además de dejar vuestra piel libre de impurezas, la deja receptiva para el producto que vayamos a aplicar a continuación. La exfoliación no sólo deja libre la piel de células muertas, sino que el también se caracteriza por aportar una alta hidratación. Las sales del mar muerto contienen vitamina E, que además de ser un gran antioxidante, activa la generación de colágeno. Es una cura de belleza para mantener nuestra piel sana, joven y luminosa.

También es maravilloso el peeling de tomate a base de plantas cultivadas en la India. Aporta hidratación a la piel y permite un buen deslizamiento de los dedos. Una gran apuesta, porque aparte de ser un gran regenerador, al contener licopeno es un potente antioxidante y antirradicales. También tiene otros dos beneficios muy importantes: el antiinflamatorio y el cicatrizante. Esto hace que esté especialmente indicado para pieles sensibles, maduras.

Lo ideal es aplicarnos la exfoliación con sales del Mar Muerto o el peeling de tomate una vez a la semana. De esta manera, conseguimos una piel hidratada, revitalizada, luminosa y jugosa. Si nos vamos a tomar el sol, después de la exfoliación deberemos de proteger especialmente nuestra piel. Es recomendable esperar unas horas antes de exponer la piel al sol. Cuando preparamos nuestra piel con una exfoliación, la preparamos para un bronceado duradero y bonito. Debemos de tener también en cuenta que no se trata sólo de un tratamiento estético, sino que es muy importante facilitar nuestra regeneración celular y con el peeling lo conseguimos. También activa la circulación sanguínea.

Por último y en función de nuestro tipo de piel, después de la exfoliación es un momento ideal para que nos apliquemos un producto específico, ya sea reafirmante, anticelulítico o antiestrías, según nuestras necesidades.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.