Congelar las verduras, la carne o el pescado es una excelente manera de conservar los alimentos durante más tiempo. La receta que os proponemos hoy es de The Kitchn y nos proponen congelar hierbas aromáticas, pero en aceite! Es una excelente manera de tener siempre en perfectas condiciones las hierbas que necesitas para los guisos porque fácilmente las podrás sacar del congelador y tenerlas listas de inmediato.

Algo tan sencillo como freír la cebolla o el ajo en aceite de hierbas le puede dar un gran sabor  y potenciar los aromas de éstas. Las hierbas que mejor funcionan para congelar en aceite son las más fuertes, como el romero, la salvia, el tomillo o el orégano. Éstas son, sin duda, las hierbas más comunes que se utilizan en la cocina. Las hierbas suaves como la menta, la albahaca, hierba luisa y eneldo se suelen añadir en bruto a un plato, y el no responden tan bien a este tipo de preservación por su sabor más dulce.

Además del sabor y el aroma la presentación es espectacular, ¿no creéis?

8 pasos para congelar hierbas en aceite

  1. Elija las hierbas que quieres congelar del mercado o de tu propio jardín.
  2. Si lo deseas, puedes picarlas o bien dejarlas en ramitas y hojas más grandes.
  3. Rellena el aceite de los cubitos sin introducir demasiadas hierbas.
  4. Puedes mezclar las hierbas, como la salvia, tomillo, romero para añadirlo a los pollos y patatas asadas de invierno!
  5. Vierte el aceite de oliva extra virgen o fundido, mantequilla sin sal sobre las hierbas.
  6. Cubea ligeramente con papel de plástico y congélalo durante la noche.
  7. Retira los cubos congelados y almacénalos en recipientes para congelar o bolsas pequeñas.
  8. No te olvides de etiquetar cada recipiente o bolsa con el tipo de hierba (y aceite) en el interior!

receta gourmet

Búsquedas relacionadas:

Autor: Amparo.