Desde primeros de junio de este año, la certificación energética de edificios es algo imprescindible en la compra y venta de edificios ya que, con este documento, se clasifica el edificio según las características energéticas que tiene, es decir, si es mejor o peor en el ahorro de energía.
El hecho de que la certificación energética de edificios se haya regulado, ha hecho que el precio se quede en el aire y no exista un precio determinado exacto para este tipo de documentos. Por término general tienes un precio medio de 250 euros en base a la media que hay en otros países parecidos a España.

Sin embargo, esto no quiere decir que todos los documentos cuesten 250 euros sino que es libre y puedes encontrarlos más caros o más baratos. Eso sí, hay que tener en cuenta que puedas fiarte del documento y que éste esté certificado oficialmente.

En general, para conseguir un presupuesto para la certificación energética de edificios necesitas: – Una solicitud de presupuestos. Hoy día puedes encontrar varias páginas web donde tendrás distintos presupuestos en base al tipo de vivienda y a lo que estés buscando.

– Ofertas de certificados energéticos. Son ofertas que los profesionales pueden poner a través de internet para conseguir clientes. El precio final ha de pagarlo el propietario del inmueble, sea el que sea porque es el responsable de ofrecer la información a las personas que quieren comprar, alquilar o cualquier otra cosa relacionada con el edificio. También ha de conservar la documentación y registrarlo si, en la Comunidad autónoma donde está la vivienda, así lo requirieran.