Hoy en día, son muchas las personas que recurren a la  inseminación artificial  ya sea porque ha  decidido ser madres solteras o porque sencillamente no cuentan con las posibilidades de serlo a que uno de los miembros de la pareja puede tener problemas de fertilidad.

La inseminación artificial es uno de los procedimientos más caros y que además no cubre la seguridad social por lo que hay que tener en cuenta que es probable que se tengan algunos problemas a la hora de encontrar una buena clínica a precios razonables, principalmente  porque las que realmente son buenas usan precios fuera del alcance de muchos. Hemos estado mirando algunos de los precios más asesibles para las mujeres que se quieran hacer una inseminación artificial y hemos encontrado  lo siguiente.

Sanidad se solidariza

  Desde septiembre del año pasado, Sanidad ha dio que va a dar ayudas a las diferentes personas que quieran tener un hijo para que puedan someterse a una inseminación artificial pero solamente a las mujeres que demuestren que no pueden tener hijos por medios naturales.

Ser madre soltera

  Para las mujeres que no tengan ningún tipo de problema a la hora de tener hijos, esto cambiará y lo que antes era mucho más barato, ahora  pasarán a costar entre 1.000 y 8.000 euros dependiendo del lugar y del tratamiento. En caso de que la mujer sea mayor de 35 años, el precio de la inseminación artificial sube en 300 euros más. Esto sucede porque se deben aumentar la producción de folículos. A estos precios, dependiendo de la clínica se le deben sumar las diferentes pruebas diagnósticas para saber si es apta. En caso de que se descubra que los óvulos de la mujer no son adecuados, lo que se debe hacer es una acceder al banco de donación de óvulos. Esto aumenta el precio entre 5.000 y 8.000 euros.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.