Portada de la novela

Portada de la novela

Esta novela ganadora del premio Círculo de Lectores 2010 cuyo autor es Vicente R. Gramage me ha dejado un sabor agridulce. No ha terminado convencerme del todo una historia que a priori tenía todas las papeletas para interesar, pero un detalle del final, ha hecho que no terminara de gustarme del todo.
Todo comienza con el hallazgo de la carta que da nombre al título encontrada dentro de un sobre cerrado en el interior de una botella junto a un soldado español que descansa en una fosa común en Marruecos.
A partir de aquí la curiosidad y la perspectiva de buscar un objetivo que cure su dolor, hacen que Víctor busque desesperadamente a la destinataria de una carta que lleva en el olvido cuarenta años.
Víctor es viudo y se nos presenta como un hombre de principios, bueno, amable, que arrastra un dolor desde la muerte de su esposa Carmina, a la que no olvida y de la que tiene algo más que recuerdos en su corazón. Por ello, hace de la búsqueda de la destinataria una cruzada personal para purgar las heridas de su corazón y así de paso, encontrar algo que no esperaba que volviera a sucederle en la vida: una persona para ocupar un hueco en su corazón
Así nos encontramos con las pesquisas de un hombre que no sabe por dónde empezar, con la ayuda de una militar que conoce por casualidad el día del hallazgo de la carta y que será su fiel aliada en la encrucijada que se ha propuesto.
Conforme Víctor va averiguando información sobre el remitente de la carta, el Capitán Gimeno uno de los militares destinados en la guerra de marruecos y que a través de el descubrimos las duras condiciones que estos soldados sufrieron durante la contienda bélica y como este, en particular, se sacrifica en aras de sus hombres para terminar con un destino demasiado injusto para su heroicidad.
Narrada correctamente, la historia no captó mi interés hasta casi llegar a la página 200 y para entonces me moría de ganas por conocer el contenido de la carta, que dicho sea de paso me ha parecido una decepción tremenda. Cuando se lee la novela, se entiende el por qué de mis palabras. No logro entender, por qué después de tanta penuria, tanto sacrificio y tanta investigación e interés por encontrar a algún descendiente de su destinataria el autor decidió resolver el asunto de la forma que lo ha hecho. Lo dicho, una decepción.
En cuanto a la parte de Marruecos, la obra nos abre la puerta a una guerra de la que apenas se tiene conocimiento; tales como las duras condiciones a las que se enfrentaban, el abandono por parte del gobierno español, a unos héroes anónimos que acabaron perdidos en el olvido de la sociedad. Había muchos momentos tediosos en su lectura, me hizo, he de confesar, saltarme algún que otro párrafo, sobre todo al final, porque estaba deseosa de conocer el contenido de la carta y quería avanzar lo más deprisa posible, aunque luego me diera el batacazo emocional con su resolución.
Lo dicho, es una novela entretenida sin más, que si hubiera tenido otro desenlace me habría gustado más pero no deja de ser una lectura con tintes interesantes. Por ella buceamos por la historia, la catarsis personal de Víctor y por el amor, que todo lo puede y lo consigue.
Mª Ángeles Mata

Autor: Mª Ángeles Mata. Escritora y empresaria. Me gusta leer, el cine, los museos, la música, la fotografía, escribir, viajar y la cocina. Soy la autora de la novela "Esperando una Respuesta"..