Las reproducciones de cuadros románticos son una excelente opción para decorar tu casa. Algunos de ellos se han convertido en clásicos que encajan muy bien en el estilo de decoración más actual, mientras que otros están pensados para moda retro o vintage. Te invitamos a conocer esta selección de 10 cuadros románticos muy utilizados en decoración, con los que podrás inspirarte para tu hogar.

1. El beso, de Klimt

Es uno de los cuadros más reproducidos de este autor y uno de los más usados para decoración. Por su forma y sus colores encaja tanto en una sala de estar como en un comedor o un dormitorio. Perfecto para cualquier estilo moderno, pero también para salones clásicos.

2. Los amantes en las lilas, de Mark Chagall

No tan conocido como el anterior, pero también perfecto para decoraciones modernas. Este cuadro lleno de color y tan original que es imposible entrar en una habitación y no fijarse en el mismo. Una delicia de imagen que es pura poesía.

3. El pescador y la sirena, de Frederic Leighton

Una pintura repleta de sensualidad que es perfecta para un dormitorio con aire clásico o que esté inspirado en un estilo retro. Arte clásico de gran belleza que quizás no sea lo que está más de moda, pero que no deja de ser todo un sinónimo de buen gusto.

4. Enamorados, de Renoir

Una imagen de amor al uso en el siglo XIX. Una pareja formada por una actriz y un pintor conocidos de la época y que fueron retratados de este modo por Renoir, quedando para siempre como un referente romántico. Una pintura que encaja en cualquier sala o comedor con una decoración clásica.

enamorados

5. El sueño, de Gustave Courbet

Destaca por ser una de las primeras imágenes lésbicas representadas sin tapujos por un pintor. Aunque hay otras anteriores, casi todas se encontraban disimuladas en forma de juegos. En esta imagen, las dos mujeres duermen enlazadas. También destaca por ser un cuadro en el que el cuerpo de la mujer no está idealizado sino que se muestra de una manera muy realista. Su lugar es, indiscutiblemente, el dormitorio y por sus características encaja en decoraciones modernas y clásicas.

6. La esposa del viento, de Oskar Kokoschka

Una preciosa escena en la que dos amantes descansan juntos. Un cuadro perfecto para cualquier dormitorio de estilo moderno por sus colores y su estilo.

7. El beso, de Edvard Munch

Aunque su estilo es moderno, esta pintura encaja muy bien en cualquier decoración debido a sus colores discretos. Una representación diferente de un beso que seguro que encandila a los románticos pero también gusta a los amantes del arte en general.

8. El beso, de Roy Lichtenstein

Arte pop en su esencia más pura. Este cuadro casa en los estilos más modernos y también en algunos estilos vintage inspirados en los años cincuenta. Fresco, divertido pero sin perder la esencia romántica.

9. En la cama, el beso, de Henri De Toulouse-Lautrec

Ternura, erotismo y romanticismo en esta pintura que es perfecta para la cabecera de cualquier cama de matrimonio en una decoración moderna.

10. Los amantes, de René Magritte

Inquietante imagen que nos habla del desamor y de la falta de entendimiento. Una pintura que, sin duda, necesita de un rincón especial en la casa para lucir como corresponde.