Aunque cuando pensamos en crepes, siempre nos viene a la cabeza las crepes dulces con salsa de chocolate, aquí teneís una original receta de crepes salados, se pueden servir como entrantes y están deliciosos


Ingredientes:

1 vaso mediano de leche
2 huevos
3 cucharadas de harina
1 pellizco de sal
1 gota de limón
Mantequilla

Para la salsa:

1- 1 ½ taza de leche de soja
1 pastilla de caldo de vegetales
1 cucharada de maizena
Un poco de vino blanco
Mezcla de hierbas
Una pizca de nuez moscada
Sal y pimienta a gusto

Para el relleno:

100 gramos de champiñones
1 cucharada de aceite
200 gramos de espinaca fresca
1 cucharada de aceite
½ cebolla picada
2 dientes de ajo picados

Preparación:

En un bol pones la harina, la leche los huevos el pellizco de sal y la gota de limón. Mezclan hasta conseguir una crema ni muy clara ni muy espesa.

Fundir la mantequilla en la sartén y echar un poco de masa para hacer las crepes, dorarlas un minuto por cada lado y reservar.

Para hacer la salsa vierte la leche de soja  en una olla. Suma la maizcena y mezcla bien. Luego agrega el cubo saborizado para preparar el caldo y calienta lentamente hasta que comience a hervir. Mezcla bien la preparación hasta que se espese. Agrega un poco de vino blanco y sazona a gusto con sal y pimenta y una pizca de canela.

Corta los champiñones finamente. Calienta 1 cucharada de aceite un sartén. Suma los hongos y saltealos hasta que estén suaves. Coloca una cucharada de aceite en otro sartén. Cuando esté caliente suma el ajo y la cebolla. Suma la espinaca y cocina durante un minuto. Mezcla bien. Rellena los crepes salados con esta preparación.

Autor: Diane. Blogger desde 2006 es una apasionada de la cocina, aunque también le interesan los temas de New Age, Maternidad, Salud y Bienestar y Hogar.