Con la llegada del frío apetece un plato caliente para las noches. Esta crema de champiñones es un buen remedio cuando llegamos a casa helados y con ganas de entrar en calor.

Ingredientes:

400 gramos de champiñones
1 cebolla
2 dientes de ajo
2 cucharadas de harina
1 vaso de leche
1 cucharada de aceite de oliva
Sal

Preparación:

Cortamos en tiras muy finas la cebolla pelada y los dientes de ajo. En una cazuela con cierta altura sofreímos la cebolla y los ajos con el aceite muy caliente.

Cuando esté dorada la cebolla añadimos los champiñones limpios y troceados. Bajamos la intensidad del fuego y dejamos que se cocinen con la tapadera puesta de la cazuela por espacio de 15 minutos.

A continuación espolvoreamos la harina, rehogamos con el sofrito de los champiñones hasta que se disuelva. Cubrimos con 1 litro de agua y el vaso de leche, dejamos que hierva durante 10 minutos a fuego suave, trituramos con la batidora y probamos el punto de sal.

Autor: Diane. Blogger desde 2006 es una apasionada de la cocina, aunque también le interesan los temas de New Age, Maternidad, Salud y Bienestar y Hogar.