Puede seguir estas reglas básicas que ayudarán a que la empresa le valore positivamente y sus compañeros deleguen más trabajo en usted.

La dilatación en el tiempo.

‘No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy.’ Si es una de esas personas que entrega sus proyectos calientes- recién impresos- y lo deja todo para la fecha límite, está condicionando el trabajo del equipo. Su prisa de último minuto exige a otros a trabajar con un ritmo impuesto, es probable que el proyecto fracase o no se entregue a tiempo.

Mentir

“La deshonestidad es un terreno resbaladizo con un accidente devastador esperando al final del cruce”, asegura la autora del libro ‘Como superar las crisis personales’, Ann Kaiser. El mal uso del correo electrónico

Este apartado abarca desde no responder a tiempo a los e-mails, no leerlos, o de no ser consciente de lo que se le pide. Si no tiene la costumbre de revisarlos podría perderse importantes reuniones, plazos o datos de interés.

El lenguaje corporal

¿Tienes un apretón de manos débil? ¿Evitas el contacto visual? Las acciones hablan más que las palabras y la mayor parte de la comunicación se realiza a través de las señales no verbales, así que cuídalas.

Síndrome del lobo solitario

¿Tienes la costumbre de siempre querer hacer las cosas por su cuenta? Eso no va con el trabajo en la oficina. La independencia es buena en algunas situaciones, pero las personas que juegan en equipo cosechan mayores éxitos que los que no. Así ante los problemas contará con el apoyo de sus compañeros.Preste atención a sus modales, piense antes de hablar y sobre todo controle su temperamento.