Cuando hay padres primerizos es normal que para todo haya una pregunta, puesto que desconocen totalmente el rol que se desempeña y cada uno de los cambios que surgen en un bebé, o antes, durante el periodo de gestación. Debes saber que los expertos en salud están siempre para ayudarte a responder tus preguntas; sin embargo, aquí se te dan datos de suma relevancia sobre la costra láctea, algo que la mayoría desconoce cuándo es su primer hijo y tienden a preocuparse más de lo debido pero es parte de lo común.

La costra láctea

Cuando se habla de costra láctea, se hace referencia a una piel escamosa o grasosa que se forma en la cabeza de los bebés recién nacidos, dicho de otra manera, es una especie de caspa que se produce en el cuero cabelludo incluye la frente misma. Ahora bien, es algo sumamente normal pero debes tener sumo cuidado y prestarle la atención debida. El color que presenta es amarillento o marrón y puede ser en capas delgadas o gruesas, no es algo muy cómodo o agradable; no obstante, se trata de algo inofensivo para el bebé.

Normalmente la costra láctea aparece en los primeros meses de vida, siendo el primer o segundo trimestre donde se puede visualizar pero desaparece al primer año, aunque hay casos donde la llevan consigo durante varios años pero es parte de lo normal. Ahora bien, puedes notar que en sus orejas también se encuentra la especie de caspa conocida como costra láctea o alrededor de las cejas del bebé incluso en las axilas pero en este caso se trata de una dermatitis seborreica, solamente es costra láctea cuando se encuentra en la cabeza y en el cuero cabelludo como tal.

Causas de la costra láctea

Mucho se habla de la costra láctea y es que suelen haber más preguntas que respuestas; no obstante, debes saber que los especialistas no determinan cuales son las causas especificas por las que se produce, pero se cree que se debe a las hormonas que reciben en la última etapa del embarazo por parte de la madre, siendo las progenitoras de las glándulas sebáceas, las cuales producen el sebo, y es así como se va formando poco a poco.

Muchos padres se preocupan y no saben qué hacer, de hecho, tienden a aplicarles cremas y aceites con el fin de erradicarla; sin embargo, debes saber que es mejor que se les desaparezca naturalmente pero si quieres trabajar para ello, puedes incrementar el número de lavadas del cuero cabelludo e incluso utilizar un cepillo para la eliminación misma, debe ser muy blando para no lastimar al bebé.

Champú para la costra lactea

Usa un champú muy suave y evita dejarlo con residuos de aceite en la cabeza puesto que puede incrementar la costra como tal. Si piensas en la necesidad de llevar al bebé donde el médico, debes saber que es necesario en caso que la costra láctea sea demasiado espesa y cause molestias, pero se te va a recomendar un champú para que se lo apliques con frecuencias por no hay más que hacer.

No hay duda que la costra láctea es parte de la naturaleza y se trata de una etapa en la que aparece pero poco a poco se va minimizando, es importante mencionar que no vuelve a aparecer, en cuanto desaparece puedes dar por sentado que no volverás a verlo en  tu bebé, en caso de querer erradicarla debes trabar en ello pero con precaución, nunca en exceso porque puedes estimular las glándulas sebáceas y que haya mayor presencia.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.