Nada dice más de la juventud y de la buena salud que una piel radiante, fresca. Hay gente que nace con ella, pero para el resto, una piel bonita, toma cierto trabajo. Lo que vosotras no sabéis es que es más fácil de lo que creéis.

No queremos solo no tener arrugas ni flacidez, queremos vernos GUAPAS. El otoño es lo que tiene…Mira que nos cuesta vernos favorecidas!! Estamos como los árboles: mustios.

Yo por lo menos estoy un poco con los ánimos así asa y si encima cuando me levanto por la mañana no me veo guapa pues ya, para que contaros…

En mi larga experiencia trabajando en Centros de Estética, lo que más me pedía la gente en los diagnósticos era verse  la piel luminosa, que no brillante. Ese aspecto saludable, aterciopelado, que solo se consigue con buenos hábitos. Y os aseguro que  lo entendía perfectamente.

Cuando examinaba la piel de gente más mayor que yo, me decían: ”Es que tu eres muy joven, ¿Cómo no vas a tener la piel bonita?” Y de verdad, no es cuestión de edad, es cuestión de fuerza de voluntad y de femineidad, de necesitar verte realmente guapa.

Puedes tener una piel luminosa con 20 que con 50 años. Ellas no se podían ni imaginar lo que yo me cuidaba (y me cuido). Realmente no se lo debo a mis genes, sino que  a raíz de haber sufrido todos los problemas posibles, acné, piel sensible, brillos, etc.…una aprende a cuidarse.

Si encima fumas, comes regular y te gusta tomar el sol, estos cuidados extras  te los tienes que tomar  más en pielserio. Antes de curar vamos a prevenir. Además no hay cosa que más pereza me dé que maquillarme. Con lo cómodo que es después de limpiarme la piel, ponerme una crema hidratante y un poco de colorete… ¿verdad?

Me hablan de un tratamiento revolucionario para devolver la luminosidad a la piel en el prestigioso centro de Felicidad Carrera en Madrid, prometiéndome una piel  totalmente renovada. El tratamiento se llama BELLEDEJOUR, de Kenzoki y con ese nombre  y sabiendo de la delicadeza de los productos Kenzo, no me puedo resistir a probarlo.

Puro lujo asiático…Una delicia. Para empezar una sesión de shiatsu nos hace  olvidar de donde venimos. Presiones aplicadas sobre puntos estratégicos para relajar el rostro y el espíritu  y empezar a flotar.

Limpieza, exfoliación, cuidado específico de ojos a base de wakamé, alga procedente de china que aclara la tez  y la llena de luz, esencia de castaña, huang-qin con propiedades anti inflamatorias, lirina, alisante y regenerante. Y todo ello reforzado por  el agua pielvegetal de loto blanco, extraída sin procesos químicos del corazón de la planta.

Un tratamiento iluminador en un abrir y cerrar de ojos, nunca mejor dicho.

Los productos del tratamiento son un verdadero lujo para la piel. Pura delicadeza. Estoy utilizando en casa dos veces a la semana la mascarilla exfoliante de nube de Kenzoki y os aseguro que aparte de limpiar en profundidad, ilumina las pieles mas apagadas.

En cuanto a remedios rápidos para grandes males he descubierto algunos truquillos:

Suero de vitamina C de Clínica Menorca. (Realmente espectacular)

Lápiz iluminador de By de Terry. Me ha parecido realmente mágico. Me lo compré en Nueva York, pero me dicen que ya lo venden en España.

Colorete líquido de Benefit.

Vaselina Gal para las pestañas.

Brillo labial Striptease de Nars.

Pero como siempre os digo…prevenir antes que curar y sobre todo, ser felices. Es el mejor remedio para ser y estar guapas.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.