Como cualquier producto, los cosméticos tienen fecha de caducidad, lo habitual es que se termine antes de que se caduque, pero si no es así, apunta estos consejos para que el ciclo de vida de todos tus productos sea más largo. Reconozcámoslo, todo lo que permita ahorrar a medio largo plazo, es muy interesante.

Sigue estos simples consejos y verás:

1. Guárdalo en la nevera

El frío tiene un gran poder para la conservación de productos perecederos, y los cosméticos, entran en esta categoría. Pon tus productos en tu nevera y verás como su vida se alarga.
Puedes guardar tus cremas, esmaltes, pintalabios y los delineadores en gel o lápiz.

2. Lejos de la luz del sol

Esta indicación la ponen en todos los productos, y no es una cuestión decorativa. Es de suma importancia, debes asegurarte de que la luz del sol no de directa sobre el maquillaje a ninguna hora del día. Lo mejor es que se guarde e un cajón para mayor seguridad, lejos de perfumes y productos líquidos.

3. Manténlos de pie

Los productos que puedan estar en una superficie plana, mejor que se queden ahí. Esto es importante para delineadores, rímel, cremas, perfumes y sobre todo,  procurar conservar  cualquier polvo con la tapa hacia arriba, evitando los efectos de la gravedad.

4. Re utiliza

Es posible que algún producto que uses sirva para algo más de lo que te puedas imaginar. Por ejemplo, puedes crear tus propios tonos con pedacitos de sombras o agregar los restos de tu bronceador o blush a una crema blanca para darle un poco de luminosidad.

5. Diluye

Muchas veces algunos productos están muy concentrados o tienen colores demasiado fuertes. En ese caso, puedes usar 2 tipos de blush para crear tu propio tono o añadir un poco de acetona a tu esmalte para hacerlo más líquido y prolongar su vida.

6. Aprovecha hasta el final

En épocas de crisis, aprovechar un producto hasta el final, final, es algo que debe hacerse. Es una forma de ahorro, y si adquieres esta costumbre, gastarás menos a medio largo plazo. Acostúmbrate a no desperdiciar nada, así que cuando creas que ya se ha terminado algo quita tapas, tapones y taponcitos para conseguir hasta la última gota. Queda más cantidad de la que te puedas imaginar atrapada en el envase.

Autor: Reme.