El verano es la época del año en la que más presumimos de piel, no importa si eres hombre o mujer para lucir un cuerpo sin bello y suave al tacto. Uno de los básicos del verano, que más dolor de cabeza produce, es la depilación.

Existen diferentes modos de depilarse, se puede hacer desde casa o bien acudir a clínicas especializadas. Desde nuestras casas, una de las formas mas comunes de depilación es la cuchilla o la cera fría en bandas.

El sistema más rápido es la cuchilla ya que mientras te duchas te la puedes pasar y así siempre estarás perfecta, el inconveniente de esto es que hay que hacerlo a diario por que la piel deja estar suave al tacto y se tiene la sensación de pinchar.

La cera fría consigue un resultado más profesional aunque para muchos este modo sea el más doloroso. Lo mejor es programarse durante el verano unos días para acudir a las clínicas de estética. Este es un buen consejo, el tomarse la depilación como una obligación.

Lo bueno de esto es que te olvidas de hacerlo tú misma, puedes relajarte en la camilla mientras te depilan. Después de la depilación asegúrate de que te aplican mediante un masaje algún gel refrescante.

piernas

Sin embargo, si quieres olvidarte de la depilación de las piernas, ingles o axilas, te proponemos los tratamientos de las clínicas de depilación láser.  En estos centros especializados clasifican el tipo de pelo que tienes por color y dureza para saber aproximadamente la potencia y sesiones que serán necesarias para eliminar el bello.

Hay zonas más dolorosas que otras, pero también hay personas que asimilan el dolor mejor que otras. Por eso, os recomendamos que apliquéis una crema de anestesia local para dormir la zona a depilar y que el daño sea menor. Estas cremas las suministran en las farmacias y es suficiente con aplicar 20 minutos antes de la sesión.

Por otro lado, en estas clínicas de depilación láser os recomendarán que evitéis hacer las sesiones durante el verano ya que puede producir reacciones y efectos adversos. Además, uno de los pasos a seguir para la depilación a láser es rasurarse primero con la cuchilla y aplicar después el láser.

Si estás en medio de un tratamiento y tienes que paralizarlo por el verano ponte la crema solar con el mayor filtro solar, así podrás retomar en octubre el láser cuando ya no se va tanto a la playa.

Estos son algunos de los consejos para conseguir una depilación digna de un bikini de playa este verano.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.