Teniendo en cuenta que son muchas las personas que viven y buscan casas pequeñas para alquilar o para comprar porque son pocos en la familia o bien porque no pueden permitirse una casa más grande, las decoraciones para casas pequeñas se han puesto de moda y conviene saber algunos trucos para que esa casa pequeña llegue a parecer una casa más grande de lo normal.

Uno de los trucos más sabidos es el hecho de no utilizar puertas. Las puertas lo que hacen es marcar territorios o ambientes pero también ocupan espacio y que la casa se vea más pequeña. Si tú cambias las puertas por unas puertas de corredera, biombos, persianas o algo fijo que se pueda plegar harás que la casa parezca más grande de lo que en realidad es y esos biombos o separaciones te permitirán crear distintos ambientes como por ejemplo puede ser el salón y el comedor o la cocina donde comes o bien el salón y el dormitorio.

También puedes jugar con la separación con pintura ya que puedes pintar cada espacio de una tonalidad diferente aunque si te recomendamos el hecho de que no haya demasiado contraste entre una y otra porque puedes provocar que no quede bien decorada y parezca más el hecho de haber superpuesto cada habitación de un modo u otro. El tener muebles no te exime de que éstos sean funcionales. Por ejemplo una mesa en el salón puede servir que no sólo de mesa sino también para guardar algunas cosas del salón como bien podrían ser los mandos del televisor o mantas o cualquier elemento decorativo que en ese momento no quieras utilizar. Por supuesto también podrías decorar con los muebles plegables o aquellos que tienen cajones bajo ellos, por ejemplo las camas con cajones. Piensa siempre en algo pequeño y que sea algo que, como las muñecas japonesas se guarde dentro de otra cosa más grande que vaya dentro de otra más grande, dentro de otra más grande.

Autor: Revista Feminity.