Una de las dolencias más comunes entre los españoles tienen su foco en la espalda, pero el 85% de estos dolores pueden prevenirse. Son muchos los factores que afectan al dolor de espalda, a continuación os facilitamos una serie de consejos para corregir vuestros hábitos:

  1. En primer lugar, la postura es uno de los factores determinantes y que causan dolencias en la espalda. Una postura incorrecta puede generar dolor óseo y muscular por eso debemos mantenernos rectos tanto de pie como sentados y una postura fetal a la hora de dormir.
  2. La ropa ajustada y los tacones también producen dolores de espalda. Tan malo es ir plana como pasarse con la plataforma, un poco de cuña no esta mal pero sin pasarse. Al igual que los zapatos de verano tampoco son buenos porque nos obliga a coger unas posturas indeseadas.
  3. Te aconsejamos que no levantes peso en exceso hace que carguemos la espalda y alguna mala postura.
  4. Los hábitos saludables a la hora de comer también afectan a la espalda ya que el sobrepeso hace que los músculos y huesos como los de la espalda se tensionen y los hagamos trabajar mas de la cuenta.
  5. El ejercicio y el deporte de forma moderada son beneficiosos para la espalda ya que ayuda a poner los músculos fuertes, aunque no te olvides de hacer estiramientos antes y después.
  6. El colchón sobre el que se duerme resulta fundamental, si éste tiene más de 10 años toca cambiar el colchón y el primero en agradecerlo será vuestra espalda. También la firmeza de estos colchones afectan a la columna vertebral, es bueno coger la firmeza exacta que permite que todo nuestro cuerpo esté alineado.
  7. En caso de que la dolencia permanezca mucho tiempo os recomendamos que acudáis a un especialista ya que el 15% de los dolores de espalda con dolencias graves. El doctor determinará las pautas de la medicación, ejercicios, rehabilitación y rutinas para corregir las causas del dolor.
  8. En ningún caso hay que automedicarse para evitar ir al médico, puede que el dolor de espalda requiera otros fármacos más específicos.
  9. Las almohadas también afectan a las cervicales ya que pueden ejercer una presión sobre puntos que deben estar relajados.

Si seguís estos consejos al pie de la letra vuestros dolores de espalda mejorarán sin duda alguna.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.