Para las personas que tienen piel blanca, hay que tener especial cuidado y precaución, especialmente con la exposición solar. También, es verdad, que la piel clara suele carecer de grasa, lo cuál la convierte en especialmente delicada y frágil a los agentes externos.

Antes de tomar cualquier precaución o cuidado,es necesario conocer los problemas principales a los que se enfrenta la piel blanca:

1. Aparecen arrugas más frecuentes en las zonas más frágiles de la piel, como por ejemplo, el contorno de ojos.

2. Tendencia a la flacidez especialmente en la zona de la mandíbula.

3. Aparición de puntos blancos provocados por la falta de exfoliación y acumulación de grasa en los poros.

Consejos para mantener una piel radiante, que te servirán de ayuda a mantener una piel saludable y en perfecto estado.

– Usa diariamente una crema hidratante con factor de protección 15 mínimo. Si puedes compra una crema que incluya protección, y a la vez, lleva siempre encima, un protector de rayos de protección 50, para ir aplicándolo a lo largo del día.

– Evitar a toda costa la exposición incontrolada que desemboca en quemaduras y otro tipo de lesiones que resultan graves para la piel clara.

– Incluir en la dieta alimentos ricos en vitamina c (fresas, kiwis, alimentos cítricos) y también proteínas (huevos, lácteos y carne). Este tipo de alimentos ayudan a mantener en buen estado el colágeno, elemento esencial en la piel.

No hay que olvidar que la piel, tiene memoria, y los malos hábitos continuados, acaban por jugar malas pasadas en tu dermis, con el paso del tiempo, que puede que ahora no se vean, pero al envejecer, serán visibles.

Búsquedas relacionadas: