Las persianas, además de impedir la excesiva entrada de luz solar, juegan un papel fundamental en el aislamiento térmico y acústico del hogar. Por ello, a la hora de elegirlas, además de mantener la estética exterior del edificio, hay que evaluar su eficacia.

Las persianas enrollables son las más comunes en los hogares españoles. Se trata de un sistema compacto que ocupa muy poco espacio, tanto en el exterior como en el interior de la vivienda. Este sistema permite la recogida y bajada manual o la automatización de persianas.

CAJONES

El cajón es el lugar donde permanece la persiana una vez enrollada. El modelo de obra, que va empotrado en la pared es el más tradicional, pero aísla menos que los modelos compactos. Los compactos consisten en un cajón incorporado a la persiana y que se encaja en el marco de la ventana, por el interior o por el exterior. Estos se realizan a partir de diversos materiales, entre los que destacan los siguientes.

PVC

Permiten un cierre hermético, lo que proporciona un perfecto aislamiento térmico y acústico. Son resistentes, ya que suelen estar compuestos de una doble pared, aunque son sólo adecuados para la colocación en el interior. Aluminio. Este material es menos habitual. Se suele utilizar cuando el cajón va a ir colocado por el exterior de la vivienda, ya que es muy resistente a las inclemencias del tiempo y los golpes. También puede usarse el aluminio de obstrucción, que ofrece una mayor seguridad.

Mixtos

Están compuestos por una aleación de aluminio extrafusionado y PVC. Combinan ambos materiales en las cuatro caras de la caja para conseguir un mayor aislamiento. A nivel decorativo, son muy vistosas, ya que existe gran uniformidad de colores en sus caras interior y exterior. En todos los casos, se potencia la insonorización y aislamiento térmico por medio de un relleno de poliuretano, sobre todo en los casos de las cajas dobles de PVC.

GUÍAS

Las guías son los canales por los que suben y bajan las persianas. De esta manera se aseguran a la pared y al mismo tiempo se consigue el aislamiento térmico y sonoro. Pueden acoplarse a cualquier tipo de ventana, ya que son totalmente adaptables tanto en tamaño como en el color. LAMAS Las lamas son cada uno de los listones que componen la persiana propiamente dicha. Al igual que el cajón, pueden ir colocadas en el interior o el exterior de la ventana. Esto depende del material del que estén hechas. Madera. Este material apenas se utiliza en la actualidad; su uso se limita sólo a aquellas edificaciones que las exigen estéticamente. Entre sus ventajas están su robustez y su fácil adaptación de color. Entre sus desventajas están la necesidad de barnizado al menos 1 vez al año, la posibilidad de que aparezcan parásitos como la carcoma que las deterioren y su difícil intercambio en caso de rotura o deterioro. Su vida media es de 10 años.

PVC

Son muy usadas en casas de nueva fabricación, debido a que su coste es muy reducido. Pueden ir rellenas de poliuretano, lo que les da mayor resistencia. Sin embargo, no son muy recomendadas si lo que se precisa es un buen aislamiento; además, tienden a decolorarse con el efecto del sol y sólo permiten un ancho máximo de 1,50 metros. Como ventajas, hay que destacar que se limpian con facilidad con la ayuda de una paño húmedo o de una máquina de aire o agua a presión y se pueden desmontar tanto para la limpieza como para cambiar alguna lama en de que se rompa sin necesidad de llamar a un persianista. Aluminio laminado. Son las más utilizadas debido a que son más duras que las de PVC y su color no se deteriora con el efecto de los rayos solares. Rellenas de poliuretano extendido son muy aislantes a nivel térmico. Además permiten cubrir huecos de anchura muy variable. Su desventaja es que su desmontado es complicado. Aluminio extrusionado. En realidad se trata de listones de aluminio con forma de lama, lo que las convierte en las más resistentes del mercado. Entre sus ventajas está la posibilidad de instalar el modelo autoblocante, que impide que la persiana sea forzada al levantarla por medio de un sistema de lamas de diferentes tamaños, muy indicado para pisos bajos o viviendas unifamiliares.

Autor: Revista Feminity.