La ley de conciliación de la vida familiar y laboral de las personas trabajadoras tiene como principal finalidad mejorar las condiciones de atención de los padres trabajadores hacia la atención de los hijos naturales o adoptados, menores de seis años.

Permiso por maternidad

Anteriormente, una mujer trabajadora que tenía un hijo disponía de 16 semanas para su cuidado. De esos días, la mujer podía ceder las últimas cuatro semanas al hombre. Con la nueva Ley, tanto el padre como la madre podrán repartirse a su elección el tiempo de descanso, teniendo en cuenta que las seis primeras semanas deben ser tomadas obligatoriamente por la madre.

En el caso de adopción y acogimiento de menores de 6 años, el tiempo también será de 16 semanas, pudiendo los padres repartirse todo el tiempo a su elección. Además, si los padres tienen que salir al extranjero porque se trate de una adopción internacional, podrán adelantar el permiso durante el tiempo que sea necesario para el viaje.

Trabajadoras embarazadas

La ley servirá también para proteger a las mujeres trabajadoras embarazadas. A pesar de que hoy en día no puede producirse ningún despido por causa de maternidad, la nueva Ley prohibe expresamente el despido relacionado con cuestiones de maternidad. Además, apoya a las empresas para cambiar de destino o reducir el tiempo de trabajo de la madre cuyo empleo pueda suponer riesgos para el feto, incluida la no realización de trabajo nocturno o de trabajo a turnos.

Excedencia por maternidad

La nueva normativa amplia el periodo de excedencia laboral a tres años para el cuidado de hijos, tanto si es natural o por adopción. Además, flexibiliza la reducción de la jornada laboral por este motivo.

No obstante, si no tenéis más remedio que trabaja, podéis acogeros también a la ayuda de 100 euros para madres trabajadoras.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.